Columna de Felices y Forrados: "Ojo con el cobre"

Por

 

Foto: Archivo

 

Para la mayoría de los ciudadanos, los indicadores económicos no son más que un montón de números y siglas que poco o nada tienen que ver con nuestra vida diaria. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, ese montón de información casi indescifrable, de alguna u otra manera termina por afectar nuestros bolsillos.

Por ejemplo, el año recién pasado, los medios de comunicación dieron bastante vitrina al tema de la desaceleración económica que vivía el país. Los datos duros son que finalmente el PIB bajó de 4,7% a 1,7%. Por suerte el desempleo no se vio tan afectado, quedando en torno al 6%.

 

Para llevarlo a palabras sencillas podríamos decir que, mientras se temía que nuestra economía prácticamente se paralizara, lo que se traduciría en menos inversión y por lo tanto menos puestos de trabajo, finalmente la anunciada hecatombe nunca llegó. O sea que, en algunos casos, las proyecciones macroeconómicas no reflejan necesariamente la realidad del país.

De hecho, este año “podría” ser mejor que el 2014, si consideramos la baja de las bencinas, hecho que incrementa el ingreso de quienes trabajan, así como también baja los dividendos en UF. Recordemos que durante el año pasado, gran parte de la inflación se debió al aumento de los precios de los combustibles.

 

Pero lamentablemente, durante las primeras semanas del 2015 el precio del cobre se desplomó a 2,57 dólares por libra de cobre, es decir, -8,5% sólo en lo que va de Enero. ¿Qué importancia tiene esto? Podría llegar a ser muy crítico; el costo de producción de Codelco está en 2,5 dólares, por ende si continúa la tendencia a la baja del precio, el tema podría tornarse dramático, tanto para los ingresos del país en su conjunto como en la posible decisión de detener algunas faenas mineras ineficientes.

Si bien, el 2008 el cobre llegó a 1,5 dólares, los costos de producción en aquél entonces estaban aproximadamente en 1 dólar. Debido al alza de los precios energéticos, hoy nuestros costos se encuentran en torno a 1,7 dólares, siendo que Perú tiene sus costos en casi 0,9.

Es decir, estamos corriendo un enorme riesgo económico, dado que el cobre corresponde al 55% de las exportaciones nacionales. Si el cobre se mantiene en 2,5 dólares tenemos que apretarnos el cinturón, pero si llegase a 1,5 dólares nos veríamos enfrentados a una recesión cuyas magnitudes afectarán a todos los chilenos directa o indirectamente.

Ojala que el precio rebote y vuelva a estar sobre los 3 dólares, pero ante un eventual escenario negativo, recuerda, desarrollar La Cultura del Ahorro desde hoy, así, si llegan las vacas flacas tendrás un fondo de emergencia que te ayudará en los momentos difíciles.

Imagen foto_00000001

 

Gino Lorenzini

Creador de www.felicesyforrados.cl

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo