Aprenda como asegurar sus datos y evitar hackeos al realizar transacciones online

Por

 

 

El desconectarse por completo en vacaciones prácticamente no existe si de transacciones online se trata. En vista de los riesgos que esto implica, al abusar de redes gratuitas y otras instancias más ligeras mientras se descansa, es fundamental tomar ciertos resguardos que impidan sufrir suplantación de identidad o hackeos.

 

En ese sentido, el gerente de Servicios de Softline Chile, Francisco Toro, aclara que hay que prestar atención a las advertencias al usar la Web, ya que “pese a que posee un sinfín de maravillas al facilitar los servicios, siempre habrá vulnerabilidad de datos, contraseñas y sistemas”. Además, “el comportamiento del usuario será una condicionante de seguridad, por la información que intercambia y por las páginas que visita”, dice.

 

Primero que todo, llama a no abusar de las llamadas aplicaciones, puesto que hay límites para usarlas. “Todo desarrollo de software está orientado a facilitar el intercambio y disponibilidad de información, ya sea entre personas y/o distintos sistemas que se van creando, esto con el fin de agilizar respuestas y tener información lo más en tiempo real posible”. No obstante, “el límite pasa porque estas aplicaciones que se requieren para el trabajo y la entretención sean de fabricantes reconocidos en el mercado”, argumenta.

 

Equipo personal y protección de contraseñas

El gerente de Servicios de Softline Chile enfatiza que si se sabe que será necesario realizar operaciones en línea, “es recomendable llevar el equipo personal, el que debe contar con un software de seguridad correctamente licenciado, ya que así baja el porcentaje de riesgo a exposiciones de páginas no confiables o se detecta la presencia de software malicioso. Cualquier software no licenciado, es potencial riesgo de ataques o robo de información”, asegura.

 

Finalmente, el experto detalla simples pasos para asegurar contraseñas de los usuarios mientras éstos se conectan a internet, evitando que sean víctimas de phishing o suplantación de identidad:

 

• Crear contraseñas complejas: Mínimo de seis caracteres e idealmente con letras en mayúscula y números.

• Dejar fuera la fecha de nacimiento y el RUT: Ningún dato personal es adecuado.

• No realizar transacciones en equipos no personales: Esto incluye a cibercafés y redes wifi gratuitas, puesto que son de origen y administración desconocidos.

• Jamás revelar el usuario y contraseña: Entidades como bancos nunca piden contraseñas para verificar datos, ni de forma verbal ni escrita.

• No abrir correos de procedencia desconocida: Pueden contener código malicioso.

• No ignorar alertas de seguridad del sitio web: Se debe detener la búsqueda de información ante advertencias de avisos de certificado no confiables.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo