Los aspectos más valorados de quienes estudian y trabajan cuando buscan un nuevo empleo

Por

 

Si eres de los que está entre los numerosos chilenos que trabaja de día y estudia de noche, y está postulando a un cargo en otra organización, quizás estás en un buen pie y tu sacrificio puede ser recompensado.

 

De acuerdo a un experto, una persona que trabaja y estudia a la vez transmite aspectos que son bien valorados por los futuros empleadores.

 

“Entre ellos se pueden mencionar la iniciativa, esfuerzo, responsabilidad, dedicación, compromiso, espíritu de superación, manejo del tiempo e interés por el aprendizaje, entre otras. No hay que olvidar que un individuo que trabaja y estudia está sacrificando un tiempo personal que es muy valioso, pues esas horas las podría haber destinado a descansar, compartir más con la familia o amigos, pero él decidió invertirlas en educación”, resalta Roberto Aichele, senior associate de la consultora IT Hunter.

 

Pese a lo anterior, el especialista sí advierte que existen tres casos en donde no es bien visto que un postulante a un cargo estudie en vespertino: si ha estudiado más de dos carreras y no ha terminado ninguna; si está estudiando algo nada que ver con el cargo al que postula; y cuando el horario de la carrera o curso que se quiere hacer es incompatible con el horario del trabajo al que se está postulando.

 

En el primer caso, una persona que ha estudiado muchas carreras sin terminar ninguna denota desorientación, poco compromiso, falta de perseverancia y baja capacidad de logro. En el segundo caso, un individuo que quiere estudiar algo totalmente distinto al cargo al que está postulando está comunicando que sus intereses van por otro lado, que no le interesa ese trabajo o que tarde o temprano se irá de esa compañía”, explica Aichele.

 

 

Cifras en ascenso

 

Por otro lado, el experto añade que en estos años, y dada la enorme competencia laboral y oferta educacional existentes, se aprecia en el mercado un mayor interés de los profesionales por seguir estudios vespertinos, ya sea para hacer un magister o diplomado, dominar un segundo idioma o derechamente para sacar una carrera.

 

Esto último se da, básicamente, con aquellas personas que primero estudiaron una carrera técnica, se pusieron a trabajar y luego decidieron sacar una ingeniería o certificaciones en alguna especialidad, que le dé valor agregado en el momento de buscar trabajo.

 

“De acuerdo a cifras del mercado, en los últimos diez años los estudiantes y programas de estudios cursados en jornada vespertina han tenido un crecimiento cuantitativo notable, es así como las instituciones de educación superior han incrementado sus programas de estudios vespertinos en 74% aproximadamente, incluyendo a Universidades Estatales, Privadas, IP, y CFT“, afirma.

 

En tal sentido, menciona que las áreas de conocimiento que muestran un mayor crecimiento porcentual son Educación, Ciencias Sociales, Tecnología, Salud y Administración y Comercio, siendo Tecnología y Administración y Comercio las que ya poseen más del 40% de la matrícula total en jornada vespertina.

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo