Descubriendo la diversión en atrevidos nuevos lugares

Por

Por Dmitry Belyaev

 

Las personas están explorando nuevas alternativas a los hoteles tradicionales, al alquilar departamentos y casas para estancias de corta duración a través de internet.

Incluso celebridades como Beyonce y Justin Bieber no dudan en utilizar este tipo de servicios. Tanto la cantante estadounidenses como el canadiense han alquilado el mismo apartamento en el área de San Francisco a través de Airbnb este año.

Dejando a un lado las vacaciones de las estrellas, los viajeros de hoy parecen estar dispuestos a “vivir como un local” por estos días. Los turistas tratan de experimentar un destino como un local, algo que los hoteles tradicionales en realidad no pueden ofrecer.

“Si te quedas en un B&B, encontrarás cómo muchos de los propietarios ha residido en sus ciudades durante años”, dice Mary White, CEO y fundadora de BnBFinder.com y autora de “ Running a Bed & Breakfast for Dummies “.

 

“Han establecido relaciones con los proveedores locales, saben dónde conseguir las mejores ofertas y los mejores momentos para ver los lugares de interés locales”, agrega.

Sin embargo, otra tendencia entre los aventureros es el deseo de mostrar algo extraordinario a sus amigos en las redes sociales.

Lugares únicos han estado siempre en la mente de los viajeros. La diferencia es que ahora lo que antes era visto como imposible se ha convertido en realidad. Por ejemplo, Airbnb ha ofrecido recientemente la oportunidad de dormir rodeado de 35 tiburones adultos.

“La gente hoy en día está en busca de experiencias poco comunes”, explica Joao Cajuda, blogger de viajes portugués.

 

“Ser parte del turismo de masas ya no es divertido. Los viajes tienen que ser aventuras con el fin de ser especiales, y crear una cierta cantidad de envidia en las redes sociales. Aunque muy pocos de nosotros realmente dormiría en una habitación con tiburones, a mucha gente le gustaría probar. ¡Suena audaz e inolvidable!”.

Recientemente, empresarios estadounidenses propusieron una nueva forma extraña para que los amantes de mentalidad liberal se diviertan. Han creado un sitio de reserva de alquiler apodado KinkBNB.

El servicio se describe como una “comunidad dedicada al compartir casa con sexo positivo” y le permite a la gente dormir y divertirse. Por ejemplo, los visitantes pueden reservar una “calabozo clásico, equipado con un banco de azote, cuerdas, látigos, esposas, y una celda de prisión”.

“Uno de los resultados del “consumo colaborativo” es que la gente pueda probar cosas nuevas o utilizar un servicio cuando le apetezca”, dice Amanda Festa, editora del motor de viajes Cheapflights.

 

“Del mismo modo que algunos podrían alquilar un convertible o un carro deportivo cuando se van de fin de semana como un cambio de ritmo al minivan en su estacionamiento, actualmente se están diversificando para alquilar un lugar o tener una experiencia que los aleja de su rutina diaria.”

Como los expertos estiman, en el futuro, los viajes y la tecnología estarán cada vez más conectados. Ya está claro que la industria de la hospitalidad está dispuesta a acoger los más diversos gustos.

 

De hecho, parece que pronto los más aventureros – y adinerados – turistas podrán experimentar algo fuera de este mundo. Como explica Festa, “Debemos mantener un ojo en los esfuerzos para hacer que los viajes espaciales comerciales se conviertan en una realidad. Hay un largo camino por recorrer, pero hay algunos bolsillos muy profundos comprometidos con el esfuerzo “.

 

 

DP/CA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo