"El mundo seguirá achicándose, con la tecnología derribando barreras físicas de distancia y lenguaje"

Por

Scott Klososky, futurólogo norteamericano y principal expositor en la tercera Conferencia Internacional (CiiA) de la Industria Aseguradora, organizada por la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) habla sobre la revolución digital con DiarioPyme.

 

 

  • ¿Cómo la revolución digital va a cambiar la forma actual en la economía y sociedad?

El software y la robótica continuarán la automatización de tareas hechas por seres humanos, lo que cambiará dramáticamente los tipos de trabajo que estarán disponibles. Por ejemplo, un día los camiones que se conducen solos harán innecesarios los conductores humanos de camiones.

Las empresas tendrán éxito o fracasarán en muchos casos de acuerdo a su capacidad de automatizarse más rápidamente que sus competidores. Al mismo tiempo necesitarán ser sabias con respecto a usar seres humanos para realizar las tareas que las personas mejor realizan, como conectarse con los clientes a un nivel emocional, ser creativos, y tomar decisiones complicadas.

La sociedad continuará cambiando mientras confiemos en la tecnología para ayudarnos a aprender, simplificar nuestras vidas, y ayudarnos a administrar nuestras relaciones. El mundo seguirá achicándose, con la tecnología derribando barreras físicas de distancia y lenguaje. Todo ello aumentará nuestra adicción a estar conectados a la red.

 

  • ¿Cuáles son los usos más importantes de la tecnología en las organizaciones?

Hay muchos usos fundamentales hoy.

 

Los más importantes de éstos serían 1) Automatizar procesos y sistemas para hacerlos reproducibles y más baratos. 2) El marketing digital es cada vez más fundamental para obtener ingresos a través de la construcción de relaciones de clientes que son incrementadas por puntos de conexión digital. Por ejemplo, páginas web, aplicaciones móviles, sistemas de marketing automatizados, redes sociales, etc. 3) El uso potente de datos como materia prima continuará haciendo la diferencia para las organizaciones que los usen para adquirir conocimientos que sus competidores no poseen. 4) Para los fabricantes el concepto de Internet de las Cosas es importante porque permite que las mercancías sean “inteligentes”. Cuando un producto es capaz de conectarse a Internet y tener inteligencia integrada, el fabricante puede ahora “hablar” con el dispositivo, y eso crea formas completamente nuevas de hacer dinero y ayudar a los compradores de los productos.

 

  • ¿Cuáles son los cambios que proyecta tanto en la sociedad como en las organizaciones en un corto y mediano plazo?

En el corto plazo continuaremos viendo cómo la gente tendrá menos privacidad, a medida que las tecnologías online recogerán más y más información sobre nuestras actividades.

Los grandes consumidores de tecnología aprenderán más rápidamente y esto aumentará la brecha entre quienes cuentan con habilidades tecnológicas y quienes no. Más gente invertirá su tiempo libre en enriquecer sus relaciones online y cambiarán cantidad por calidad al pasar más tiempo viendo una pantalla y menos tiempo viendo las caras de las personas con las que están conversando.

Las organizaciones que no innoven y asuman la transformación digital continuarán cayendo tras las primeras en actuar, y en algunos casos fracasarán completamente.

 

  • ¿Cuáles son los desafíos del Estado y las empresas ante tantos cambios tecnológicos e innovadores (Por ejemplo, polémica de Uber)

Los gobiernos ya están actualmente lidiando para mantenerse al día con las leyes y regulaciones que protegen a la ciudadanía o se ajusten a las nuevas situaciones tributarias. Así como hay ejemplos de empresas como Uber, que cambian la industria completamente, también hay ejemplos como Bitcoin, que van aún más lejos, e impactan hasta los sistemas monetarios que los países usan.

Las diferencias culturales entre los países impactan ciertas leyes tales como las regulaciones que protegen la privacidad, porque países como Alemania se toman la privacidad mucho más seriamente que los países latinoamericanos, así que las leyes sobre la privacidad varían ampliamente. Las compañías enfrentan una serie de dificultades pero la dinámica básica es la misma. La tecnología está cambiando exponencialmente mientras las organizaciones cambian logarítmicamente, y eso crea una brecha temporal que puede ser fatal para organizaciones que quedan demasiado atrás de lo que el mercado quiere.

 

Estamos en una transformación digital de 30 años y sólo hemos avanzado 10 años en ese camino. Tenemos aún 20 años por delante y habrá muchos ganadores y perdedores a nivel humano y corporativo. A menos que los líderes sean capaces de comprender la profundidad de la transformación y reaccionen a ella más rápidamente, se arriesgan a convertirse en irrelevantes. Esto es lo mismo para el trabajador de la fábrica, quien pronto no tendrá fábrica en la cual trabajar ya un robot reemplazará su tarea.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo