Claves para darse cuenta si serás despedido

Por
Foto: Getty Images.
Claves para darse cuenta si serás despedido

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

La semana pasada hubo preocupantes noticias en materia laboral. Tanto el estudio de la Universidad de Chile como del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dieron cuenta de un importante aumento en la tasa de desocupación en Gran Santiago y a nivel nacional.

Y con este escenario de desaceleración, los expertos adelantan que la situación del empleo en el país va a empeorar. Por ello, ¿es posible adelantarse a las decisiones de tu empleador y saber si están en riesgo a perder tu puesto de trabajo?

“Existen varias señales que uno pudiera interpretar como un posible despido y se refleja usualmente en que ciertas responsabilidades que antes la persona tiene asignada comienzan a ser trasladadas a otros miembros del equipo, o se comienza a dejar fuera de la toma decisiones de asuntos de los que antes se era parte”, sostiene Isaías Sharon, director ejecutivo de Smart Coach.

 

En tanto, Verónica Bermedo, psicóloga laboral de la empresa de outsourcing y recursos humanos GrupoExpro, añade que “otro indicador es que a veces las empresas incorporan a un nuevo trabajador en la función del titular y piden que le traspase tareas e información.

 

Asimismo, si siente que le están sobreexgiendo más allá de sus capacidades, también debiese preocuparse. “Existen compañías que comienzan a realizar una sobreexposición de las personas que quieren despedir de manera de generar condiciones que hagan que el trabajador renuncie anticipadamente. Se debe tener cuidado con no estar viviendo conductas de acoso laboral”, subraya Sharon.

 

Por otro lado, los expertos explican que hay otros síntomas que los trabajadores podrían notar y que podrían ser indicadores de que la compañía podría aplicar una reducción de personal.

“Es fundamental comprender cuál es el negocio que mueve a la compañía y cómo se encuentra su industria en general”, apunta el director de Smart Coach, y agrega que eso “nos ayuda a anticipar ciertas tendencias o acciones que la empresa podría tomar y nosotros también planificar cómo nos moveremos en este ambiente”.

 

Si se percibe inestabilidad dentro de la organización y los rumores comienzan a correr, lo más recomendable es matener la calma. “Es recomendable que el trabajador tenga una actitud mental tranquila, porque la angustia bajará su rendimiento” afirma la sicóloga de Grupo Expro, quien además recomienda “si existe comunicación y confianza, sería aconsejable conversar con la jefatura para obtener una retroalimentación de la situación”.

 

 

Se enrarece el clima laboral

 

Cuando comienzan a sumarse todos estos ingredientes lo que sale como resultado es un empeoramiento en el clima dentro de la empresa, lo cual tampoco colabora.

“El ambiente laboral se tensa, hay rumores y comentarios de pasillo en torno a recortes, la gente se angustia por cambios no buscados y respecto a si es despedido en cuánto tiempo encontrará un nuevo trabajo”, subraya Bermedo.

 

En esa línea, Sharon apunta a que “las organizaciones son un sistema sensible a las expectativas del mercado, las políticas públicas y el ambiente en que se encuentran los países. Por lo que siempre es bueno tener calma y analizar los antecedentes existentes de manera realista, y eso significa no ser alarmistas, pero tampoco pecar de un optimismo desmedido”, asevera Sharon.

 

Por ello, aconseja que lo clave en este escenario es “cuidar el clima en el trabajo, cuidar el propio trabajo y mirar estas situaciones como oportunidades de mejora donde volver a estudiar, ampliar nuevas competencias o buscar diferenciales personales y laborales pueden ser una gran ayuda en este momento”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo