Columna de Ruvix: "¿De qué depende tu jubilación?"

Por

Respecto al sistema de pensiones existe mucha ignorancia en nuestro país. Al sentarnos a conversar con cualquier persona que quiere mejorar su futuro financiero, una de las opiniones que escuchamos con mayor frecuencia es que el sistema de pensiones es malo, y que, seguramente, recibirán una pensión decepcionante al momento de jubilar.

 

Esta percepción se encuentra tan arraigada y es tan negativa, que muchas personas piensan que no existe nada que puedan hacer para mejorar su pensión y, por esa razón, no toman ninguna acción.

 

A continuación te explicamos cuales son los cinco factores que mayor incidencia tienen sobre tu futura pensión.  Si bien son muchas más las variables que entran en juego, creemos que estas variables son una buena base para comprender como se construye la pensión y que se puede hacer al respecto:

 

Cantidad de años cotizando: Si una persona tiene muchos períodos sin trabajar (lagunas) o, por ejemplo, es remunerado a través de boletas de honorarios y no cotiza en su AFP, obviamente este factor va a incidir enormemente en su futura pensión, por el menor ahorro alcanzado en su vida laboral.

 

Por esta razón, es importante que empieces a cotizar lo antes posible, y evitar, en la medida de lo posible, las lagunas (periodos sin cotización).

 

El monto del ahorro mensual: Cuando una persona ha tenido bajos niveles de ingreso por muchos años y a medida que se acerca la edad de jubilación aumenta de manera considerable sus ingresos, es muy probable que perciba un castigo importante en su pensión, ya que obtuvo un menor ahorro al inicio de su vida laboral.

 

El Tope Imponible: Para el año 2016, el tope es de UF 74.3, lo que se traduce en $1.935.668 (al 30 de Junio de 2016).  Para alguien que tiene un ingreso mensual de $1.000.000, el ahorro obligatorio es del 10% o $100.000. Para una persona que recibe un ingreso mensual de $3.000.000, el ahorro obligatorio es solamente de $193.500, esto porque su 10%  se calcula en base al tope imponible.

 

Esto significa que esta persona sólo ahorra un 6,4% de su ingreso mensual.  Por este motivo, aquellas personas que reciben un ingreso mensual que está por encima del Tope Imponible, deben considerar alternativas como el Ahorro Previsional Voluntario (APV).

 

Rentabilidad de los Fondos: esta es la única variable que depende exclusivamente de las AFP y que, en términos comparables con otros instrumentos de inversión, ha sido históricamente buena. La gran ventaja de las AFP respecto a otras administradoras de fondos, como las administradoras de fondos mutuos o las compañías de seguros, son los bajos costos de administración. La diferencia en los costos de administración se traduce directamente en una mayor o menor rentabilidad para el inversionista.

 

Expectativas de vida: El período que contempla la edad de jubilación y la expectativa de vida de hombres y mujeres, es la cantidad de años que se deben financiar con los ahorros conseguidos durante la vida laboral.

 

En consecuencia, no es difícil comprender que las pensiones de las mujeres sean considerablemente menores que las que obtienen los hombres, porque sus ahorros tienen que distribuirse en un mayor período de tiempo y financiar aproximadamente 30 años versus los 20 años de los hombres.

 

El sistema de pensiones en Chile está lejos de ser perfecto, y, en consecuencia, es importante que las autoridades realicen ajustes en el sistema, tales como hacer obligatoria la cotización de los trabajadores independientes, aumentar la tasa de ahorro, aumentar el tope imponible, aumentar la edad de jubilación y seguir fomentando el ahorro voluntario. 

 

Pero a pesar de estos cambios es importante que cada uno de nosotros entienda cuáles son los aspectos que mayor incidencia tienen en nuestra futura pensión, y cómo podemos tomar un rol activo en la construcción de nuestra futura pensión.

 

Imagen foto_00000013

 

Sergio Tricio

Gerente general de Ruvix

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo