Diez curiosidades del Cristo Redentor que seguramente no conocías

Por

 

Ante la enorme afluencia de turistas de todo el mundo que llega a Río de Janeiro por los Juegos Olímpicos, el Cristo Redentor será seguramente el centro de atracción para miles de personas.

El famoso Cristo de Corcovado es uno de los símbolos más reconocidos en todo el mundo, pero hay mucho que la mayoría de la gente no sabe de él.

A continuación Despegar.com presenta algunas curiosidades de esta famosísima estatua:

 

1. Pesa más de 1.000 toneladas

Esta estatua de 38 metros de altura de Jesús de Nazaret, que se encuentra situada en la cima del cerro Corcovado dentro del Parque Nacional de Tijuca a 710 metros sobre el nivel del mar, es un lugar de interés obligatorio para todo turista en Río.

Pesa más de 1.000 toneladas y combina trabajos muy delicados de ingeniería, arquitectura y escultura. Para el revestimiento de esta obra se estudiaron varios materiales hasta finalmente elegir la “piedra-jabón”, un material muy resistente al paso del tiempo, que no se deforma ni se daña con los cambios de temperatura.

 

2. Fue construido en Francia

En el momento de la creación del Cristo Redentor se pensó que Brasil no contaba con los recursos como para desarrollar una obra de esta magnitud. La estatua, llegó a Río de Janeiro en cientos de partes que fueron transportadas hasta la cima del morro. Una vez allí, se montaron para formar la estatua tal como la conocemos. Dicen que fue ensamblada en sentido inverso al que se podría esperar, es decir, desde la cabeza hasta los pies.

 

3. Llevó más de medio siglo concretar la idea

La idea original de levantar una estatua de Cristo sobre la cima del morro Corcovado fue del religioso Pedro María Boss y contó con el apoyo de la princesa Isabel de Portugal. Sin embargo, la idea no se retomó hasta 1921, como parte de las celebraciones por los cien años de la independencia de Brasil, iniciándose la construcción en 1926.

 

4. No hubo víctimas fatales durante la construcción

Se trata de todo un logro para la época, teniendo en cuenta que se necesitaron más de 1.000 toneladas de hormigón y que, por la forma de la estatua, con los brazos extendidos al vacío, el trabajo de montaje y revestimiento fue muy peligroso.

 

5. Lo visitan alrededor de 2 millones de turistas al año

Es un ícono de la ciudad y es una de las cosas que hay que hacer en Río de Janeiro. La visita es una de las excursiones obligatoria para todos los turistas y para todos aquellos que desean obtener sus propias fotos en el Cristo. Se estima que hoy en día, la cantidad de visitantes asciende a dos millones al año. Por este motivo siempre se recomienda reservar los hoteles con bastante anticipación.

 

6. El tren que te lleva a la cima es anterior a la estatua del Cristo

Contrario a lo que se suele pensar, el tren no fue creado para visitar al Cristo de Corcovado sino que fue inaugurado mucho antes, en el año 1884 convirtiendo al morro en uno de los principales miradores de la ciudad. De hecho, se utilizó este mismo tren para trasladar las partes de la estatua y ensamblarlas en la cima.

 

7. ¿Siempre tuvo ese diseño?

La estatua original que diseñó el artista plástico Carlos Oswal mostraba al Cristo cargando una cruz en una mano y el globo terráqueo en otra, pero finalmente durante la ejecución de la escultura se decidió prescindir de ambos símbolos.

 

8. La estatua del Cristo Redentor es completamente hueca

Si te lo estabas preguntando, te contamos que no hay nada en su interior a excepción de una estrecha escalera metálica que permite llegar a las 4 salidas que hay hacia el exterior, 2 en cada brazo y una en la parte superior de la cabeza. La última se encuentra bajo el brazo derecho del Cristo. Lamentablemente, solamente aquellos que realizan las tareas de mantenimiento pueden ingresar.

 

9. Se ilumina todas las noches y con colores especiales para eventos

Además de la típica foto junto al Cristo, quienes suben a la cima del cerro Corcovado pueden disfrutar de una vista privilegiada de la “cidade maravilhosa”. Si vas a viajar a Río de Janeiro, recuerda que por las noches el Cristo Redentor se ilumina mostrando una postal inolvidable. Además, cuando hay fechas especiales o eventos importantes, las luces que lo iluminan cambian de color para acompañar la celebración, por ejemplo, en el “Día de la Mujer” se ilumina con el color rosa.

 

10. Maravilla moderna

En el año 2007 fue declarado como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno por la organización New Open World Corporation a través de una votación abierta en la que participaron cerca de cien millones de personas de todos los rincones del mundo.

 

Seguro que con estas curiosidades del Cristo Redentor, ¡te den aún más ganas de conocer Río!

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo