Columna de Economía para todos: "La economía en 2017"

Por

 

 

 

El crecimiento económico de julio fue el menor desempeño mensual desde 2014. La economía se expandió 0,5%, muy por debajo del 1,2% estimado por el mercado. Esta cifra no hace más que desestimar al Ministro de Hacienda Rodrigo Valdés, quien aseguró en semanas previas que la economía chilena “había tocado fondo”.

 

Al menos así lo interpretó el Banco Central, ente que revisó a la baja el crecimiento económico proyectado para el próximo año. De esta forma comienza a ganar terreno la tesis de que la recuperación económica de nuestro país recién podría proyectarse para el año 2018.

 

Este año se espera que la producción crezca entre un 1,5% y 2% en términos reales. Sin embargo, el pronóstico para 2017 es de una expansión entre 1,75% y 2,75%, un rango menor al 2% y 3% proyectado semanas atrás por el ente monetario. Si bien el Banco Central recortó la caída de la inversión estimada para este año, también revisó a la baja la expansión prevista para el 2017.

 

Así, el pesimismo sobre la economía chilena se agudiza en la medida en que el desempleo ha aumentado gradualmente desde principios de año, las expectativas de consumidores y empresas siguen siendo pesimistas, y el Gobierno posee escaso margen de expansión del gasto público para el próximo año, con el objetivo de iniciar (de una vez por todas) un proceso de disminución del déficit presupuestario y saneamiento de las cuentas fiscales.

 

Todo indica que el crecimiento económico promedio de Chile, bajo la administración de la Presidenta Bachelet, se ubicará en torno al 2%. Esto implica la peor cifra de un gobierno desde la vuelta a la democracia, más allá de que las razones de su deterioro sean internas y externas.

 

La recuperación de la economía será tarea difícil para un futuro gobierno, comprendiendo que el país inició reformas sociales aparentemente irreversibles, con lo que se enfrenta a la urgencia de una estrechez en el gasto público inconveniente y la convergencia de la inflación no otorga margen a un mayor estimulo monetario por parte del Banco Central.

 

En palabras simples: sólo resta esperar a que el motor de nuestra economía se caliente para intentar echarlo andar otra vez. Con mucha paciencia. Eso no pareciera ser posible hasta 2018.

 

 

 

 

Imagen foto_00000001

 

 

 

 

 

 

Matías Godoy Mercado

Director de Economía para todos

 

 

 

 

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo