Columna de Leo Meyer: "Popstars v/s Rockstars de la innovación"

Por

Al momento de emprender e innovar, la actitud es uno de los elementos más importantes para tener éxito. Pero no basta con creerse el cuento, con cerrar los ojos y decir “yo puedo”. La actitud va mucho más allá: es la impronta, tener un propósito y la capacidad de encantar a otros con ese sueño. Cuando lo llevas a la música, se trata de hacer las cosas con la fuerza del rock, no con el repetitivo sonsonete del pop.

 

A continuación una guía para que puedas diferenciar a los Popstars de los Rockstars y definan qué camino quieres seguir con tu idea de negocio:

 

Los emprendedores/innovadores Popstars

– Generalmente interpretan covers de otros y muchas veces lo hacen mal.

– Se preocupan tanto de la forma que olvidan el fondo. Les importa más la imagen que el contenido de lo que hacen, dicen y crean.

– Necesitan los chillidos de las redes sociales para sentir que lo están haciendo bien.

– Son una moda, probablemente con un One Hit Wonder que se olvidará rápido.

– Arman bandas que jamás logran mística. Hoy tocan aquí y mañana allá.

– Sólo hacen sonar guitarras sin baterías sofisticadas. El instrumento más importante es el sintetizador.

– El personaje creado en el escenario no sabe vivir abajo de ellos, que es donde pasa el mayor tiempo: vendiendo.

 

Los emprendedores/innovadores Rockstars

– Creadores de la música y letra de verdaderos himnos (emprendimientos) épicos y mundiales.

– Hacerse un tatuaje no les duele: ellos han vivido el dolor de las quiebras y los “no” una y mil veces.

– Tienen fans y seguidores que reconocen la labor que realizan y aman sus productos y servicios.

– Llegaron para quedarse, ayudar e inspirar a otros a que hagan su propia música y busquen su propio público.

– No necesitan estilos rimbombantes con cadenas y botas: practican una honestidad brutal desde la punta del pelo hasta las viejas zapatillas.

– Tocan solo un instrumento pero lo hacen a la perfección, haciendo que su equipo de trabajo interprete todo el resto para lograr la sinfonía perfecta.

– Arriba del escenario disfrutan del éxito cosechado y los aplausos son merecimientos por el trabajo realizado. Siempre les piden un bis.

 

¡A rockear el emprendimiento y la innovación! ¡ROCK ON!

Imagen foto_00000013

Leo Meyer

@leomeyer

Periodista, fundador de DiarioPyme.com

y creador de la comunidad InnovaRock.cl

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo