Frente a preferencia por millennials, llaman o no olvidarse de trabajadores "baby boombers"

Por

 

No cabe duda que actualmente las empresas y sus departamentos de Recursos Humanos se encuentran enfocados en cómo atraer y retener a los trabajadores de la generación millennials. En los periódicos, seminarios y jornadas laborales se habla sobre su comportamiento, sus necesidades y aspiraciones profesionales, y se estudia qué valora realmente este grupo tan amplio y heterogéneo de jóvenes.

 

Sin embargo, alertan que esto podría estar provocando que las compañías se estén olvidando de las prioridades del otro extremo generacional de los trabajadores.

 

Patricia Muñoz, branch manager de Randstad, señala que los llamados “baby boomers”, como se denomina a las generaciones que tienen entre 50 y 70 años, juegan y jugarán un rol muy importante en las organizaciones. De hecho, actualmente “muchos de ellos ocupan puestos directivos y ese expertise acumulado a lo largo de los años es un activo de gran valor para las organizaciones, que no pueden permitirse perder en ningún caso”, afirma.

 

En esa línea, subraya que ante el evejecimiento de la población, “la tendencia también debe ir por implementar políticas activas para atraer y retener talento de más de 55 años y alargar progresivamente su etapa profesional”.

 

 

Cómo son y qué quieren los “boomers”

Para poder establecer estrategias de retención de los trabajadores mayores, tanto a nivel grupal como individual, primero es necesario conocerlos, saber sus características y motivaciones. El contexto socio económico de cada época histórica marca a las personas que les toca vivirla y a los baby boomers les tocó crecer en plena posguerra y en periodo de restricciones, lo que les obligaba a competir por los escasos recursos, incluidos los empleos.

 

Todo eso, explica la especialista, hace “que sean competitivos, individualistas, que tengan una sólida ética del trabajo y que estén extremadamente comprometidos con sus empresas. Se trata de una generación que pone el acento en el trabajo, el que -muchas veces- priorizan por sobre la vida personal, cuestión que entra en conflicto con la visión de los trabajadores más jóvenes”.

 

Teniendo esto presente, se han desarrollado múltiples fórmulas que posibilitan su continuidad en el mercado laboral, como la implementación de media jornada, teletrabajo o días libres adicionales. Muñoz cuenta que también se han creado puestos específicos que les permiten retirarse de la primera línea de producción para que sus labores sean más llevaderas, sorteando los posibles problemas de salud asociados a la edad. “En Suecia, por ejemplo, en los años noventa se introdujo una reforma que definió rangos de pensiones por edad, es decir, los que se retiraban antes obtenían un monto menor y los que lo hacían más tarde aumentaban su jubilación”, relata además la experta.

 

No obstante, pese a establecer medidas que estimulen a los baby boomers a permanecer en sus puestos de trabajo durante el tiempo que consideren oportuno, será inevitable que durante los próximos años se produzca la salida del mercado de millones de personas. “Las organizaciones tienen que asegurarse de que este proceso no suponga una pérdida irreparable de experiencia, habilidades y talento, estableciendo programas de transferencia de conocimiento, como mentoring de desarrollo de liderazgo a través de los cuales los ejecutivos senior asesoran a los futuros directivos”, finaliza.

 

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo