Columna de Matías Godoy: "La inoportuna decisión de EEUU"

Columna de Matías Godoy:
Por

 

El mercado esperaba que la Reserva Federal de Estados Unidos aumentaría la tasa de interés antes de fin de año. Y cumplió. Por segunda vez desde 2008, la institución que fabrica dólares subió el indicador, uno que desde ese año se mantuvo en un rango de 0% a 0,25%, y que en 2015 aumentó a un rango de 0,25% a 0,5%. Un año después la tasa vuelve a ajustarse al alza para ubicarse en un rango de 0,5% a 0,75%.

 

Y es que poco a poco Estados Unidos desea apreciar su moneda. Una pretensión que afecta la de Chile: sacar al país de la desaceleración económica.

 

En el corto plazo las autoridades poseen dos vías generales para fomentar el crecimiento económico. La primera de ellas es aumentar el gasto del Estado, para que así sea el aparato público quien compre los bienes y servicios que las personas dejan de comprar. Sin embargo actualmente Chile gasta más de lo que ingresa, totalizando un déficit de 3% y una deuda de 21% como porcentaje de la producción nacional, el doble de la que registraba en 2011. Lamentablemente nuestro país posee poco margen para fomentar la economía y ser fiscalmente responsable a la vez.

 

La segunda herramienta la posee el Banco Central, ente que crea e inyecta los pesos chilenos a la economía. Éste podría reducir la tasa de interés de sus préstamos, para así inducir a los bancos comerciales a otorgar más créditos más baratos. De esa forma se podría incentivar el consumo de las personas y la inversión de particulares y empresas.

 

Sin embargo, el ente emisor no ha podido utilizar su herramienta dado que desde 2015 la inflación ha estado muy por encima de la meta de las autoridades, recién convergiendo al punto medio meta hace tan sólo dos meses. Así, cuando por fin podría reducir la tasa de interés para fomentar la economía, Estados Unidos decide lograr que un dólar cueste más pesos chilenos que antes. En este sentido, si el Banco Central decide bajar la tasa de interés, contribuirá aun más al encarecimiento del dólar, lo que supondría aumento en el precio de las bencinas, los alimentos y deudas de las empresas y del costo de la vida.

 

La inoportuna decisión de Estados Unidos no hace más que afianzarnos en un escenario desalentador. Uno donde existe poco margen para que las autoridades aceleren la economía, dependiendo así casi exclusivamente del precio del cobre y la demanda de China.

 

 

 

 

 

Imagen foto_00000001

 

 

 

 

 

 

Matías Godoy Mercado

Director de Economía para todos

www.economiatodos.cl

 

 

 

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.