Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

Por Publimetro

 

Postular a un aviso de empleo y que te llamen para una entrevista es un gran paso dentro del proceso de selección. ¿Cómo prepararse?  Lo primero es investigar sobre el puesto de trabajo y la empresa a la que deseas entrar.

 

"Hay un paso previo a la entrevista que es fundamental y dice relación con saber a qué y dónde se está postulando, y si el trabajo coincide con el interés del postulante. Generalmente se busca trabajo porque se necesita el ingreso urgente y a menudo se cae en el error de postular a 'cualquier cosa'. Otros postulan a cargos determinados sólo porque 'es para lo que estudiaron' o 'lo que se espera de ellos'. Una persona insatisfecha con su trabajo no se desempeñará bien y durará poco en ese puesto o bien se enfermará seguido, lo cual en el mediano plazo resulta más contraproducente y desgastador", advierte la jefa de la Unidad de Egresados Alumni de la Universidad del Pacífico, Catalina Reyes.

 

La experta entrega tres recomendaciones para dar una buena entrevista de trabajo y pasar a la siguiente etapa del proceso de selección:

 

Preguntarse qué tipo de trabajo estás buscando: Parte del anticiparse contempla preguntarse por el tipo de trabajo que te gusta o prefieres hacer, en cuál te sientas cómodo, qué valores son relevantes a nivel personal y profesional, tus competencias y habilidades y, finalmente, qué será útil para tu desarrollo profesional y cuál es tu aporte para la empresa.

 

Infórmate sobre la empresa y el cargo: Hoy, con internet, Google y redes sociales, como Facebook, Twitter, entre otras, es muy fácil, desde conocer a alguien que trabaje o haya trabajado en la empresa hasta leer y/o escuchar opiniones. También es básico visitar el sitio y googlear a sus ejecutivos. El objetivo es anticiparte respecto a si el trabajo te gustará, si será un aporte según tus propias creencias y si coincidirá con tus valores. Por ejemplo, si eres vegetariano, no querrás trabajar en un restaurante especialista en carne.

 

Maneja el estrés durante la entrevista: Una vez definido el norte, es clave encontrar cierta tranquilidad interna para que los 'nervios no traicionen' y te puedas mostrar lo más natural y auténtico posible. El convencimiento interno es lo que permite que cada persona se muestre segura, se atreva a 'abrirse' en la entrevista y no tenga nada que esconder. Es justamente el convencimiento interno lo que nos mueve a demostrar que somos el candidato que puede entregar el mejor aporte a la organización para el cargo vacante.

 

El proceso de entrevista siempre va a generar algo de estrés, lo que resulta positivo pues te permite estar más alerta y activo frente a las preguntas del entrevistador y a las fortalezas que quieres demostrar. Una aproximación al manejo del estrés puede hacerse desde lo que plantea el Mindfulness o Conciencia plena (Kabat-Zinn), siendo una forma particular de prestar atención al momento presente, con aceptación incondicional de aquello que se observa. Esto permite responder hoy a lo que necesitas para mejorar tu marca personal, en vez de poner el foco en lo que se hizo o dejó de hacer o quedar esclavo de expectativas hacia el futuro, pero sin un plan de acción presente.

 

Tips para tener la mejor presentación personal

 

Causar una buena impresión es fundamental en la búsqueda de un nuevo empleo. Reyes entrega unos consejos para sumar puntos en cuanto a presentación personal en la entrevista:

 

No trasnoches el día previo a la entrevista de trabajo, ya que la idea es que la enfrentes con buen ánimo y con un buen aspecto. Por otra parte, el exceso de maquillaje tampoco es apropiado.

No consumas alcohol, si es posible dentro de las 24 horas previas a la entrevista laboral, tanto por el aliento, como también por la influencia del alcohol en el cuerpo y la mente.

Realiza un buen aseo personal, desde el cabello hasta las uñas.

Escoge ropa limpia y planchada y preocúpate de que los colores armonicen y combinen.

Para reducir los nervios durante la espera a la entrevista, libera tensiones leyendo algo que llame tu atención, como un libro o un periódico.

No fumes antes de la entrevista: recuerda que no a todos les agrada el olor a tabaco en la ropa, en el cabello o en las manos.

Llega a la hora. Se sugiere planificar tiempo extra por posibles imprevistos.

Dependiendo de la institución, elije tenida formal o semi-formal. Prefiere un estilo que demuestre madurez y transmita confianza.

 

En el primer caso, se sugiere un terno completo más corbata y zapatos de vestir en el caso de los varones. Y un traje de dos piezas (pantalón o falda, que no sea muy corta) más blusa y zapatos de vestir con tacón alto o medio, en el caso de las damas.

 

Si es más acorde una tenida Semi-Formal, para los hombres una buena opción es combinar camisa y corbata, y si es necesario sweater más zapatos de vestir. Para las mujeres se recomienda pantalón de tela con blusa o polera adecuada, un sweater y zapato bajo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo