Las definiciones del primer y último año de la ministra Alejandra Krauss

Es de las últimas que llegó al gabinete de la Presidenta Bachelet a la cartera de Trabajo. Sobre lo que está haciendo el Gobierno en equidad de género, con los migrantes y las modificaciones al sistema de pensiones habló con Publimetro.

Por Pablo Contreras

¿Qué se está haciendo para acortar la brecha entre hombres y mujeres en el ámbito laboral?

A pesar de políticas que se han incentivado en esa materia, ha sido muy difícil cambiar. Incluso la ley dice "a igual función, igual remuneración" o diferencia cuando no sea arbitraria, sin embargo, la situación no ha mejorado.

Desde la voluntad política, la decisión de la Presidenta, lo primero fue tras la salida de la ministra Rincón, reemplazarla por una mujer. También está el proceso de en los directorios de las empresas públicas, la mayor incorporación de las mujeres. Estamos trabajando, y el gobierno adhirió a ello, a una propuesta de informe de una iniciativa del BID en conjunto con Comunidad Mujer y el Gobierno, sobre equidad y paridad de género, que revisará en cada uno los sectores cuáles son los impulsos en iniciativas que se requieren para lograr esta equidad de género y fundamentalmente en el tema de remuneraciones.

Pero además hay una mesa de trabajo para la equidad de género, de lograr desde otros sectores romper barreras que les impiden a las mujeres el ingreso al mercado laboral, como por ejemplo, el cuidado infantil, debemos abrir esa posibilidad para generar que las mujeres tengan un lugar efectivamente que les permita dejar a sus niños.

 

Krauss había sido ministra de Planificación y Cooperación en el gobierno de Ricardo Lagos. Gentileza.

Cuando fue al Congreso a presentar la agenda laboral, se mencionó que el Gobierno no tenía como prioridad el legislar en equidad de género particularmente en torno a los salarios. Parlamentarios como la senadora Goic señaló que eso sí debiese ser prioridad ¿qué responde?

Yo fui a presentar la agenda legislativa y la priorización que el Gobierno realizaba para el último año a la Cámara de Diputados y ahí no era parte la senadora Goic.

Fundamentalmente las priorizaciones no son por los temas, sino por tiempos legislativos y compromisos programáticos que la Presidenta al respecto tiene y por lo mismo debíamos acotar. Tenemos más de diez iniciativas discutiéndose actualmente en el parlamento y no hay tiempo. Estamos en algo que nos importa mucho que es el proyecto de inclusión laboral de las personas con discapacidad. Y la senadora Goic asume en marzo como presidenta de la comisión de Trabajo del Senado y concordamos que vamos a tener una reunión y respecto de los proyectos de ley que se encuentran en el Senado, vamos a concordar conforme a las directrices del Gobierno y con los jefes de bancada cuál va a ser esa priorización.

 

¿Pero ustedes ya tienen un tipo de diagnóstico de cuáles son las principales causas de por qué a la mujer le cuesta entrar al mundo laboral a parte del cuidado a los hijos? ¿Algún tipo de discriminación?

Yo creo que hemos ido superando. Por muchos años, la contratación de mujeres en edad fértil producía temores en los empleadores, porque temían que la maternidad fuera un obstáculo.

La mayor complejidad que tenemos las mujeres dice relación con no tener un suficiente sistema de cuidado infantil que les garantice que sus hijos estarán debidamente cautelados. También los costos previsionales en relación a la mujer son más altos.

Entonces tenemos barreras que debemos ir de alguna manera resolviendo. Pero tenemos que detectar en los distintos sectores en forma muy responsable cuáles son efectivamente esas barreras y obtener los compromisos de los distintos sectores para instar a que ello vaya cambiando, pero hay que hacer un trabajo serio, responsable para que le apuntemos para que no nos desgastemos en áreas que efectivamente no van en la dirección correcta.

 

Respecto de la inmigración, el Gobierno ya anunció una nueva legislación, pero particularmente en empleo, ¿se está haciendo algo?

La persona que migra a Chile viene fundamentalmente a buscar trabajo. Entonces lo que se hizo desde el ministerio fue la capacitación a los migrantes y se desarrolló en  el Sence un programa y también la certificación laboral, vale decir, si la persona cumple con un perfil que es requerido acá por los distintos sectores de la economía.

He participado en certificaciones que se han realizado en un hotel, con más de 100 personas extranjeras que habían venido a migrar, donde se les ha construido un perfil y se les ha certificado que efectivamente ellos cumplen. Otros han sido capacitados como ayudantes de cocina, garzones. Me impresionó uno de estos procesos del que participé donde habían abogados, periodistas, personas que tenían su profesión y llegaron a Chile en búsqueda de nuevos horizontes laborales y se estaban certificando como chef o ayudantes de cocina.

Además, como ministerio partimos en 2016 un autodiagnóstico en materia de migración laboral, sensibilizando a funcionarios y capacitándolos para que conozcan el fenómeno migratorio. También se elaboró por el Sence y Chile Valora una política de atención al migrante y bueno, se fiscalizan las normas laborales, las condiciones de salud en las distintas faenas.

 

Le consulto por los migrantes que tienen más estudios o son profesionales y que les cuesta convalidar sus carreras…

Eso debiera revisarse. Me mencionaban que el convenio que regula la validación de títulos es del siglo pasado y no hablo de 1990, entonces no responde al proceso de globalización. Eso tenemos que hacerlo más eficiente, más rápido y además revisar los costos asociados para que un profesional del extranjero pueda obtener y validar su título.

 

Pero más que ese análisis ¿hay alguna medida concreta para poder mejorar esos mecanismos o se está analizando?

Se está analizando. Recordar que hay un proyecto de ley que está siendo analizado fue elaborado por el Departamento de Migración que lo lleva Cancillería en conjunto con el Ministerio del Interior, que nos ha convocado para dar nuestra validación técnica. Todo lo otro que le he mencionado desde el sector trabajo, todo eso es otra línea que estamos trabajando y en la parte pertinente, particularmente en la modificación del Código del Trabajo respecto del porcentaje de extranjeros que pueden ser parte de una empresa, estimamos que debemos tener los insumos técnicos y se le está solicitando a los organismos y a la sociedad civil que nos den sus pareceres, respecto de los que más se vinculan con los migrantes que buscan trabajo.

 


En cuanto a las pensiones, en concreto ministra ¿habrá alguna decisión del Gobierno antes que termine su gestión?

Se ha empezó a recibir las propuestas de los distintos partidos políticos y se ha convocado a los técnicos de ambos ministerios (Hacienda y Trabajo) para ir concordando propuestas de orden técnico con la visión de una construcción de una política de Estado. En ese sentido, estamos iniciando este proceso (…) todos y cada uno de los distintos actores han sido convocados y nosotros garantizamos que todas y cada una de las propuestas van a ser incorporadas.

 

La ministra Alejandra Krauss llegó en noviembre de 2016 al Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Gentileza.

Pero entonces ministra ¿no hay plazos para llegar a esa propuesta final?

En esta materia vamos a ser profundamente responsables. La construcción de acuerdos es un pilar esencial respecto de este sistema.

 

¿Pero el Gobierno está trabajando dentro de un marco?

Dentro del marco que señaló la Presidenta: la cotización de cargo del empleador, que sea tripartito, solidario y que no tenga incentivos perversos, es decir, debe contemplarse respecto de las pensiones de los trabajadores que efectivamente han contribuido al sistema con su ahorro personal, tenemos que abordar esas pensiones de personas que cotizaron entre 10 y 20 años y que en promedio reciben $150 mil.

 

En lo concreto ¿se mantendrá el actual sistema y se le sumará solidaridad? ¿No se ha planteado un cambio total?

No debiera, se va a concordar eso pero ¿qué hacemos con las personas que están hoy recibiendo pensiones y que aportaron con su cotización individual? Tenemos que ser muy responsables porque esperamos que en 20 o 30 años más el sistema propuesto al país y concordado con los distintos actores sea sostenible.

El sistema que tuvimos antes hasta los años 80, el de reparto, si uno se va a la historia y hace un análisis y revisa, se va a encontrar que ya a fines de los 50 ya se discutía de la sostenibilidad del sistema. Entonces, en ese sentido, no hay verdades absolutas en las respuestas que se buscan y probablemente debemos sacar lo mejor de cada propuesta.

 

A este gobierno le queda un año. Más allá del trámite legislativo, en su cartera ¿qué es lo que se va a priorizar?

Tenemos como desafío del sector la implementación de la reforma laboral, que supone la dictación de una serie de dictámenes, aclarando las dudas que surjan en las organizaciones sindicales, trabajadores y empresarios y el segundo punto esencial como sector es la búsqueda del gran acuerdo para la modificación al sistema de pensiones, sin perjuicio de la coyuntura, más el tema migrantes y el trabajo infantil debieran ser cuatro ejes importantes. Y detrás de cada uno de estos temas está el fortalecer la productividad y la empleabilidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo