British American Tabacco adquiere el 100% de tabacalera de EEUU

Acuerdo, que aún debe ser aprobado por los accionistas, reunirá bajo una misma firma a marcas de tabaco como Lucky Strike, Camell, Pall Mall o Capri.

Por Agencias

La británica British American Tabacco (BAT) creará la mayor tabacalera que cotiza en bolsa al hacerse con el 100% del control de Reynolds, de EEUU, en un acuerdo valorado en 49.400 millones de dólares.

BAT, que de esta manera vuelve al mercado estadounidense después de 12 años, informó este martes a la Bolsa de Londres de que ha acordado comprar el 57,8% restante de participación que no tenía en Reynolds al pagar -en efectivo y acciones- 59,64 dólares por título.

Tras conocerse el acuerdo, las acciones de la empresa del Reino Unido en el mercado de valores de la capital británica subían el 0,36% y se situaban en 4.779,50 peniques.

Después de meses de negociación, las dos partes llegaron a este acuerdo al hacer la tabacalera británica una oferta mejorada frente a la del pasado octubre, cuando su propuesta ascendía a un total de 47.000 millones de dólares (44.133 millones de euros).

El pacto, que aún debe ser aprobado por los accionistas, reunirá bajo una misma compañía a numerosas marcas de tabaco como Dunhill, Lucky Strike, Camell, Pall Mall, Doral, Misty o Capri.

En su comunicado, BAT, accionista de la estadounidense desde 2004 y propietaria hasta ahora del 42,2 %, precisó que la fusión permitirá crear una tabacalera "más fuerte y realmente global".

BAT, con fuerte presencia en 200 mercados, estima que el acuerdo le permitirá ahorrar 400 millones de dólares (375 millones de euros) para finales del tercer año de concretada la fusión.

Reynolds, activa desde 1875, es la segunda compañía de tabaco de EEUU después de Altria, propietaria de Philip Morris.

BAT indicó que espera que la transacción quede completada en el tercer trimestre de este año una vez que sea aprobada por los accionistas y por las respectivas autoridades reguladoras.

El año pasado, Reynolds completó su adquisición por su rival estadounidense Lorilland en un acuerdo estimado en 25.000 millones de dólares.

En su comunicado al parqué londinense, BAT subraya que la fusión permitirá tener una "presencia equilibrada" en mercados emergentes y en los desarrollados altamente rentables, además de un acceso directo al atractivo mercado de Estados Unidos. Además, recalca que está comprometida con su política de dividendos.

El consejero delegado de BAT, Nicandro Durante, expresó su satisfacción por el acuerdo, que será presentado a los accionistas.

"Hemos sido accionistas desde 2004 y nos hemos beneficiado del éxito de la actual estrategia de gestión, incluida la adquisición de Lorilland", dijo Durante.

Reynolds, que fabrica los cigarrillos Camel, es la segunda tabacalera de EE.UU. y tiene un tercio de participación del mercado.

Con este acuerdo, el mercado de EEUU será el más importante para BAT, superando a otros importantes, como el de Brasil, Europa del Este, Sudáfrica y el sureste asiático.

La empresa británica emplea a más de 50.000 personas en todo el mundo y tiene en su cartera más de 200 marcas, elegidas por uno de cada ocho fumadores en todo el mundo.

Esta compañía generó unos beneficios operativos estimados en 5.000 millones de libras (5.700 millones de euros) en 2015.

Los mercados emergentes representarán el 60% del volumen de ventas del grupo fusionado, según BAT, que ha destacado que en los últimos cinco años los ingresos por paquete en estos mercados crecieron más del doble que el de los países desarrollados.

La empresa británica agregó que las marcas Dunhill, Kent, Lucky Strike, Pall Mall y Rothmans han crecido en volumen, en un promedio del 7% al año durante los últimos tres años.

BAT subraya que el acuerdo representa una oferta atractiva para los accionistas de Reynolds, puesto que tendrán la oportunidad de participar en la futura rentabilidad de la compañía fusionada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo