Cómo reemplazar al jefe en sus vacaciones y no fallar en el intento

Especialista en recursos humanos entrega algunas recomendaciones para aprovechar esta situación como una oportunidad.

Por Pablo Contreras

Es común que durante esta época estival las empresas están algo vacías, debido a que mucho de los trabajadores se toman sus merecidas vacaciones. Y eso no excluye a los jefes.

Y son quienes se quedan los que tienen que asumir el rol de reemplazarlos, haciéndose cargo de nuevas responsabilidades a las que muchas veces no están acostumbrados, por lo que la situación se presenta como un desafío ¿cuál es la mejor manera de enfrentarlo?

“La primera recomendación es que frente a esto la persona seleccionada se sienta valorada por tal instancia porque han confiado en él. Segundo es importante que la persona tenga claridad de cuáles son los temas que tendrá que ver, reportes, horarios y días definidos a tales fines, y en qué puntos hacer hincapié para lograr reemplazar a su jefe lo mejor posible en estas tareas”, explica Mariela Ardizzone Arias, directora de Servicio, Selección & Calidad de Adecco.

A su vez, la especialista subraya que en caso de emergencia, se debe tener claro quién será la persona a la cual se podrá pedir ayuda, pero a su vez, “siempre lo mejor es hacerlo por nuestros propios medios, buscar alternativas”, pero también se puede considerar  “pensar como lo habría resuelto él”, aconseja.

Otro aspecto a considerar es cómo llevar a cabo las tareas que tendrá que enfrentar. Al respecto Ardizzone menciona que lo más adecuado es seguir las directrices, las metas y los tiempos. “Pero en la manera de hacer las cosas es bueno ser uno mismo, para lograr los objetivos que la empresa nos impone”, aclara.

 

Oportunidad de crecimiento

Dejando de lado el famoso prejuicio del serrucho en mano, la experta subraya que el reemplazar al superior se debe tomar como una oportunidad para crecer.

“Las jefaturas valoran el interés y motivación de las personas en querer tomar temas de mayor responsabilidad, o complejidad. Adicionalmente, la persona tiene la oportunidad de desenvolverse en escenarios con problemáticas diferentes y de aprender con la nueva experiencia”, recalca Ardizzone.

Asimismo, hace hincapié en el rol que debe jugar el propio reemplazado frente a su subalterno.” El reconocimiento es un factor muy importante, y algunas jefaturas los van incluyendo en programas de talentos en RRHH para poder considerarlos en futuras promociones internas”, afirma la especialista de Adecco.

En esa línea, comenta que en algunas empresas suelen dar bonos especiales según la carga laboral extra que este reemplazo implica, “pero no son la mayoría, y no necesariamente es lo que más motiva”, sino que “lo que más impacta es la posibilidad de hacer otro tipo de aprendizajes, en el exterior, con otros equipo, ese es el salto que la gente ve como desafiante”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo