La crisis de Masvida

Por Matías Godoy
  • Director de Economía para todos – www.economiatodos.cl

La isapre Masvida no lo está pasando bien. De acuerdo a la Superintendencia de Salud, la aseguradora ha perdido más de 11 mil clientes en los últimos dos meses, al punto que afuera de las sucursales se han apostado captadores de otras empresas para intentar afiliar a los fugados.

Una desafiliación que podría ser más aguda si otras entidades permitieran la inscripción de clientes con enfermedades preexistentes. Un panorama sombrío que se explica por los problemas financieros de la administradora, lo que ha puesto en alerta a los clientes. Lamentablemente, la salida de clientes no haría más que empeorar dicha situación.

Las cuantiosas deudas de sus clínicas han provocado que la empresa haya contraído obligaciones con prestadores médicos y proveedores de insumos. El resultado es que diversas clínicas, centros de atención o médicos particulares ya no estén vendiendo y/o atendiendo con bonos de la isapre, lo que ha motivado el cambio de institución por parte de miles de clientes.

La situación más compleja de la empresa la enfrenta la clínica “Las Lilas”, que registra un patrimonio negativo de $4.300 millones. Sin embargo, los centros de Concepción y Puerto Montt también enfrentan dificultades, lo que ha levantado rumores de quiebra. Al respecto, tanto la Superintendencia como la isapre han salido a desmentir dichas especulaciones.

El presidente del holding, Claudio Santander, ha señalado que la aseguradora baraja 3 opciones para salir de la crisis. Todas corresponden a inversionistas interesados en adquirir propiedad de la empresa. Uno desea comprar sólo las clínicas, mientras que un segundo estaría dispuesto a adquirir activos de toda la empresa, pero exigiendo rentabilidades a corto plazo. La tercera opción es vender clínicas por separado, teniendo en carpeta distintos compradores, de acuerdo a los activos que posee la empresa en cada región.

Es de esperar que las opciones que maneja Masvida sean reales y no especulativas. De lo contrario, la quiebra de la administradora pudiera ser inminente, lo que desembocaría en un proceso de licitación de la cartera de clientes. Si usted es cliente de Masvida (como yo) esté atento. Nos podrían cambiar de isapre.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo