Población activa de Brasil desempleada o subempleada sube hasta el 22% en 2016

Esto es consecuencia de que la economía de ese país sumaría dos años en recesión por primer vez desde 1930.

Por EFE

Brasil terminó 2016 con 24,3 millones de trabajadores desempleados o subempleados, lo que equivale al 22,2% de la población económicamente activa, según un estudio divulgado este jueves por el Gobierno.

La llamada tasa de subutilización de la fuerza de trabajo saltó desde el 17,3% de la población económicamente activa en el último trimestre de 2015 (18,5 millones), según los datos del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Ibge).

El índice subió un punto porcentual en comparación con el tercer trimestre de 2016, cuando equivalía al 21,2 % de la población económicamente activa o a 22,9 millones, y llegó entre octubre y diciembre últimos a su mayor nivel desde que comenzó a ser medido en 2012.

Además del récord de 12,3 millones de desempleados que Brasil tenía en el último trimestre del año pasado, que equivalía a una igualmente histórica tasa de desempleo del 12,0%, otros 12,1 millones de brasileños estaban subempleados.

Las personas de ese grupo de subempleados trabajaban menos de las reglamentarias 40 horas semanales pese a que deseaban horarios mayores o querían trabajar pero no podían buscar empleo en ese momento por diferentes motivos.

Los números reflejan la mayor recesión enfrentada por Brasil en las últimos décadas.

La economía brasileña se contrajo en 2015 un 3,8%, su peor resultado en los últimos 25 años, y los cálculos del mercado para 2016 apuntan a una caída del 3,5%, con lo que el país encadenó dos años consecutivos de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.

En los dos últimos años Brasil no sólo fue incapaz de generar nuevos empleos sino que destruyó millones de los puestos generados durante la década anterior. Tan solo en el último año el número de puestos de trabajo cayó desde 92,1 millones en 2015 hasta 90,4 millones en 2016.

Según el estudio del Gobierno, la tasa de subutilización de la fuerza de trabajo refleja las enormes desigualdades regionales de Brasil, ya que alcanza el 33,0% en el noreste, la región más pobre del país, y tan solo llega al 13,4 % en la región sur, la más próspera.

Los índices de desempleo igualmente reflejan las desigualdades brasileñas.

En el último trimestre del año pasado el desempleo afectaba al 10,7% de los hombres y al 13,8% de las mujeres; al 22,0% de las personas sin secundaria y a solo el 5,8% entre los universitarios, y al 25,9% de jóvenes entre 18 y 24 años contra el 6,9% de adultos con entre 40 y 59 años.

Por razas, el desempleo en Brasil en el último trimestre de 2016 afectaba al 9,5% de los blancos, al 14,4% de los negros y al 14,1% de los mulatos.

De los 12,3 millones de desempleados, un 35,6% era blanco y un 63,7 % negro o mulato. De los 90,3 millones de empleados, el 46,2% era blanco, el 53,8% negro o mulato.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo