La actitud del jefe es clave para evitar el estrés post vacaciones

Entre los síntomas del estrés están la irritabilidad, el insomnio y la lentitud para ejecutar las tareas.

Por Publimetro

Organizarse, escribir, priorizar tareas y tener un jefe comprensivo, son algunas de las claves para reducir el estrés post vacacional, fenómeno que se produce en muchas personas al volver al trabajo luego de su descanso.

“Las personas pasan de un ritmo de vida más lento  y sin presiones, donde su mayor preocupación es a qué hora ir a la playa, a levantarse temprano y tener que cumplir metas”, explica Claudia Cubillos, psicóloga laboral de la empresa de outsourcing y recursos humanos GrupoExpro.

Además, en las vacaciones hay una sensación de control, porque lo que se hace es decisión propia. En cambio, cuando se vuelve al trabajo, hay muchos factores que escapan del control. Así, el estrés puede manifestarse a través de desánimo con el trabajo, agobio, angustia, sentirse abrumado con tareas acumuladas, mal humor, insomnio, lentitud y menor productividad.

“Muchas veces los jefes se quejan que en ausencia del empleado el trabajo fue ineficiente, y cuando llega el titular de un cargo desea que se recupere rápidamente el ritmo y se ponga al día el trabajo atrasado. Eso es un error, pues el trabajador llega más lento y desconcentrado, y al presionarlo lo estresa innecesariamente. El jefe debería ser comprensivo los primeros días y no exigir el mismo nivel que antes de vacaciones. Debe tener paciencia para que la persona se adapte paulatinamente al ritmo de trabajo, lo que puede tomar una o dos semanas”, advierte.

La especialista, además, entrega un par de recomendaciones:

  • Llegar con anticipación al hogar: regresar dos días antes a casa permitirá evitar atascos de tráfico, reorganizar la rutina y dedicar tiempo al ocio para volver descansado al trabajo.
  • Reunirse con el reemplazante: al regresar a trabajar, conversar con el reemplazante para recibir información de manera organizada y saber qué temas quedaron resueltos, pendientes y cuáles son urgentes.
  • No ser absorbido por el trabajo: mantener durante el año una vida laboral y personal, conservando hobbies personales como deportes, teatro, restaurantes, compartir la familia y tiempo para el ocio.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo