Ministro de Agricultura confirma que uno de los frigoríficos brasileños investigados envió carne de ave a Chile

El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, advirtió este lunes que podría tomar represalias contra Chile si la anunciada cancelación de las importaciones de carne brasileña se hace extensiva a toda la industria de su país.

Por Aton Chile

El ministro de Agricultura, Carlos Furche, confirmó que uno de los frigoríficos investigados en Brasil, envió carne de ave a Chile.

El secretario de Estado afirmó producto de esto solicitaron a Brasil todos los antecedentes para conocer la fecha de llegada del producto al país y que tipos de cortes eran, con el fin de analizar si aún se mantienen en venta en los supermercados.

En la misma línea, Furche insistió -en entrevista con TVN-  que el cierre de las fronteras para el ingreso de carne brasileña es “temporal” y que no existen “intención de poner trabas al comercio con Brasil”.

Amenazas

"Nosotros no vamos a actuar en función de amenazas, nosotros vamos a actuar en función de la información objetiva que recibamos”.

Así respondió el ministro de Agricultura, Carlos Furche, a la advertencia echa por su par brasileño, Blairo Maggi, quien afirmó que habría una "reacción fuerte" si Chile dejaba de importar la carne de su país.

ATON

En entrevista concedida a radio Cooperativa, el secretario de Estado chileno afirmó: "Nosotros no tenemos información oficial de cuáles son los frigoríficos que están afectados por la investigación, solo suponemos, porque esa es la información extraoficial que hemos recibimos, de que de los 21 frigoríficos que supuestamente están siendo investigados, hay uno que ha exportado carne de ave a Chile".

Furche también indicó: "Nos gustaría saber, y eso es lo que estamos solicitando, cuándo ocurrió esa exportación, cuántas veces ocurrió esa exportación, cuál es la calidad de ave que se exportó, cuál es la trazabilidad posible de esa esa exportación de carne de ave. Para poder tomar decisiones, necesitamos información y es lo que estamos solicitando a las autoridades de Brasil".

El escándalo estalló la semana pasada, cuando se supo que varias plantas ganaderas brasileñas habían procesado carne en mal estado, y de manera conjunta un caso de corrupción en esa industria, con soborno a inspectores y políticos para que pasaran por alto esas prácticas antihigiénicas, como el procesamiento de carne podrida, mezclada con carne en buen estado y maquillada químicamente para después ser vendida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo