Precio de la carne podría subir cerca de un 10%

Si otro país productor de carne no suple el 16% de lo que provee Brasil, la oferta no será suficiente para el consumo chileno.

Por Camila Albertini

“Hasta no tener una información más precisa de los alcances de la investigación y de las posibilidades que alguno de esos (21) frigoríficos hayan exportado carne a Chile” la suspensión de carne se mantendrá, señaló el ministro de Agricultura, Carlos Furche, ante las advertencias de represalias por parte del gobierno brasileño y agregó que “se trata de una medida destinada a proteger a los consumidores en Chile. No (…) de proteccion comercial”.
Chile es un país que importa la mitad de la carne que consume y más de un 30% de la categoría bovina proviene de Brasil (ver infografía), por lo que, de acuerdo a expertos, los precios podrían sufrir desajustes y subir en torno a un 10% de no suplir esta demanda.

“Siendo conservador, uno podría establecer alzas en torno al 10%, aunque claramente eso dependerá de la capacidad que tengan los otros mercados de hacerle frente a esa disminución”, señala Felipe Berger, economista y académico de la Universidad Mayor.

La alternativa que entrega es la sustitución de los productos afectados por cerdo (carne no afectada por el escándalo).
Javier Irarrázaval, académico de la Facultad de Economía  y Negocios de la Universidad San Sebastián, coincide en las opciones sobre cómo hacer frente a este escándalo, pero asevera que “la carne bovina podría tener un efecto en precio mayor que el de la carne aviar”. Esto ya que, del total importado de vacuno brasileño, el consumo nacional  alcanza un 15%, mientras que en el caso de la carne aviar sólo un 6% de lo “que consumimos en Chile proviene del Brasil”.

 

Carne en Chile “puede ser consumida”

 

En cuanto a la carne que ya se encuentran en nuestro país, la ministra de Salud, Carmen Castillo, aseguró que es apta para “ser consumida”.
“En este momento la carne de Brasil que está a la venta tiene toda la seguridad para ser consumida”, señaló enfática la secretaria de Estado, quien agregó que “queremos dar la seguridad de que nuestros fiscalizadores y la autoridad sanitaria, están ejerciendo control sobre todos los productos que hay en Chile”, agregó.

 

Más países se suman a la suspensión

 

Si bien Chile y Corea del Sur fueron de los primeros países en anunciar este lunes la suspensión temporal de importación de carne brasileña, ayer la nación asiática rectificó y abrió de nuevo sus fronteras, lo que fue valorado por el presidente de Brasil, Michel Temer.
No obstante, nuevos países se han sumado a esta prohibición temporal: la Unión Europea, Suiza, Hong Kong, China, Jamaica y Trinidad y Tobago mantienen congelada la importación de carne brasileña e, incluso Francia sostuvo que reforzará sus controles de ingreso.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo