Emprendedores convierten la basura en compost en sólo 5 días

Urbanatika se llama la iniciativa y que busca masificar las prácticas de reutilización y reciclaje y crear una comunidad en torno a la cultura verde.

Por Pablo Contreras

Según un estudio del Foro Económico Mundial, en Chile sólo se reutiliza el 1% de los desechos que genera, ubicándonos al final de los 34 países de la Ocde. En tanto, un sondeo del Ministerio de Medio Ambiente indica que sólo un 10% de las toneladas de residuos que se generan en Chile son reciclados.

Pese a las dispares cifras de ambas instituciones, queda en evidencia que el tema del reciclaje es algo que aún está muy en pañales en nuestro país. Y es eso en lo que quieren colaborar tres emprendedores con su proyecto Urbanatika.

Según explica Diego Elorza, ingeniero en automatización y control industrial y uno de los fundadores de este proyecto, “lo que hicimos fue prototipar una máquina que pudiera moler el residuos orgánico y mediante un sistema automatizado y un hardware que nosotros desarrollamos podemos controlar las variables críticas de proceso de producción y así acelerar el proceso y disminuir los tiempos de producción del compost”. En definitiva, esta iniciativa logra reducir ese periodo de entre cinco y seis meses a sólo cinco días.

El resto del equipo lo completan la administradora pública Carolina Callpá y Gonzalo Quiroga, “seco en programación industrial y hardware electrónico”, como lo describe el propio Elorza.

La historia de cómo nació este proyecto es bastante particular. Este emprendedor estuvo en una misión humanitaria en Colombia el 2015, trabajando en el acceso disponible al agua potable con una comunidad en San Luis, Bogotá. “Eran personas muy humildes, pero también muy sensibles a problemáticas medio ambientales, sobre todo de acceso al agua, el agua es vida, pero también es un alimento y volví tan inyectado de eso, quise que mi carrera y profesión estuvieran ligados al medio ambiente”.

Quiso desarrollar la generación de alimentos saludables como frutas y verduras producidas en la misma ciudad, pero ahí se dio cuenta que algo faltaba. “Entre cervezas en una conversa con un amigo, vimos el tema de las ferias libres, que generaban muchísimos residuos orgánicos y que era costumbre verlos cada día, en las calles sucias. Vi que era una problemática gigantesca y que eran 70 mil toneladas al año generadas por ellos mismos pero que provocaban fuertes problemas a la comunidad aledaña y además un costo elevado a las municipalidades que deben pagar por recolección”.

Fue ahí que se enteró que algunas de estas ferias tenían un par de proyectos que reutilizaban sus residuos haciendo compost, pero se demoraban demasiado. “Allí se me ocurrió automatizar el proceso y comencé esta travesía hermosa de emprender y armar un equipo de trabajo multidisciplinario”, nos cuenta.

Estos tres emprendedores ya llevan trabajando siete meses juntos. Actualmente están en etapa de desarrollo y ya tienen un prototipo funcional que generó el material orgánico en dos semanas.

Elorza comenta que se han ganado algunos premios: “dos desafíos que nos permitieron validar nuestra idea y seguir construyendo, el primero fue el del Smart City de Inacap y el FabLab 2016, con un fondo muy pequeño que fue sólo de validación  y luego ganamos un fondo para la innovación agraria FIA, lo que nos llevó a capacitarnos a Cambridge en los mejores centros de innovación agraria del mundo y además nos entregaron un fondo de 15 millones de pesos para continuar con el desarrollo del proyecto”.

Urbanatika es un proyecto orientado dentro del concepto “ciudad inteligente”, apuntando a las municipalidades como clientes principales las municipalidades que son las que pagan precisamente por recolección limpieza y disposición de los residuos orgánicos que generan las ferias libres en los rellenos sanitarios.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo