Catástrofes y desastres del año pasado causaron casi el doble de pérdidas de 2015

En tanto, las víctimas fatales descendieron entre un año y otro de las 26 mil a las 11 mil.

Por EFE

Las catástrofes naturales y los desastres causados por el ser humano generaron en 2016 pérdidas por valor de 175.000 millones de dólares, casi el doble que los 94.000 millones de dólares registrados en 2015, informó este martes la reaseguradora Swiss Re.

De las pérdidas calculadas en 2016, un monto de 54.000 millones de dólares (49.716 millones de euros) estaban aseguradas, lo que representa un aumento del 42% con respecto a 2015.

Las pérdidas de 2016 fueron las más elevadas desde 2012 y revierten la tendencia de los últimos cuatro años.

La reaseguradora suiza explicó en un comunicado que ello es así porque el año pasado hubo un elevado número de desastres importantes en todas las regiones, entre ellos sismos, tormentas, inundaciones e incendios forestales.

Algunos desastres impactaron en áreas con una alta penetración de seguros, lo que contribuyó al aumento del 42% en las pérdidas aseguradas, señaló Swiss Re.

Eso también quiere decir, añadió, que en estas áreas las personas estaban mejor preparadas para recuperarse del shock de un desastre, por ejemplo a través de una pronta resolución de sus facturas.

En todo el mundo hubo el año pasado 372 desastres, de los que 191 eran catástrofes naturales y 136 causados por el ser humano.

Al igual que en los cuatro años anteriores, Asia fue la región más afectada con 128 desastres contabilizados y unas pérdidas económicas de aproximadamente 60.000 millones de dólares.

El sismo en abril en la isla de Kyushu, en Japón, causó las pérdidas económicas más elevadas: entre 25.000 millones de dólares y 30.000 millones de dólares.

A nivel global, en torno a 11.000 personas perdieron la vida o desaparecieron a causa de desastres el año pasado, frente a las 26.000 contabilizadas en 2015.

Los desastres naturales causaron reclamaciones económicas a las aseguradoras por 46.000 millones de dólares, lo mismo que la media anual de diez años.

Las pérdidas aseguradas de desastres causados por los seres humanos alcanzaron los 8.000 millones de dólares, cifra inferior a los 10.000 millones de dólares de 2015.

América del Norte representó más de la mitad de las pérdidas globales aseguradas en 2016, principalmente por un número récord de tormentas convectivas graves en EEUU y el nivel de la penetración de seguros para los riesgos de este tipo de tormentas.

La tormenta de granizo que afectó a Texas (EEUU) en abril fue el desastre natural más costoso con unas pérdidas económicas de 3.500 millones de dólares, de las que 3.000 millones de dólares estaban asegurados.

También hubo en 2016 sismos en Japón, Ecuador, Tanzania, Italia y Nueva Zelanda, mientras que en Canadá hubo un incendio en Alberta y Saskatchewan que supuso la pérdida económica más importante del país en materia de seguros y el segundo incendio más costoso en los registros sigma globalmente.

Asimismo, hubo una serie de graves inundaciones en EEUU, Europa y Asia, y en el Atlántico Norte el huracán Matthew, que causó las muertes más numerosas de un desastre único, dado que fallecieron más de 700 personas, la mayoría en Haití.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo