Abriendo las puertas de las isapres

Por Matías Godoy

Director de economiatodos.cl

 

El miércoles pasado la Superintendencia de Isapres reportó los resultados financieros que registraron las isapres durante 2016,  donde se excluyó a Masvida, y que dio cuenta que las aseguradoras lograron utilidades aproximadas de $50.000 millones, un 54% superiores a las obtenidas en 2015.
Dichos resultados se explican por 56 mil nuevos asegurados en el sistema privado y por los reajustes de las primas Auge/GES que promediaron un 39% de incremento en el precio de los planes de salud.

Desde el gremio destacaron que las utilidades logradas representan un 2,4% de los ingresos, resaltando que esto se traduce en que de cada $100 que ingresa el sistema, $90 se destinan a beneficios y las empresas sólo ganan $2,4.

El sistema de isapres brinda seguro de salud a poco más de 3,3 millones de personas. Estas coberturas varían de acuerdo al plan de cada asegurado. Mientras, el seguro público de salud (Fonasa) otorga coberturas de salud a más de 13,4 millones de personas, el 75% de la población restante.
Las diferencias en calidad y coberturas varían sustantivamente entre las isapres y Fonasa, así también las posibilidades de acceso a prestaciones de salud.

No todos los prestadores de salud atienden por Fonasa y, a la vez, la atención de salud en hospitales o Cesfam no es tan expedita y completa como las brindadas por clínicas privadas.

Lamentablemente, el acceso a las isapres no depende únicamente de la capacidad de ingresos, pues las entidades se reservan el derecho a asegurar o no a una persona y su familia, al tiempo que también inducen la desafiliación de individuos a medida que envejecen o requieren de mayores coberturas. Con todo, es importante mencionar que las isapres discriminan por sexo y establecen los precios de sus planes de forma arbitraria.

El atractivo negocio de las isapres debiera invitarnos a reflexionar sobre el costo de obtener salud en Chile. A la luz de las cifras, un seguro de salud privado podría ser más barato, sin erosionar los beneficios de quienes lo brindan. Si la legislación contribuye a que las isapres sean más equitativas en sus políticas de afiliación, el acceso a salud de calidad podría significar una posibilidad más cercana para millones de personas.

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo