IPoM aplica importante recorte a estimación de crecimiento para economía este 2017

La huelga de Escondida es un factor relevante que le restará cerca de 0,2 puntos porcentuales a la actividad de 2017.

Por Camila Albertini

El primer Informe de Política Monetaria (IPoM) del año estima que la actividad económica crecerá entre 1 y 2% este 2017 y proyecta que lo hará entre 2,25 y 3,25% en el 2018.

 

Esto significa un importante recorte a la estimación de crecimiento de la economía chilena para este año, respecto a la publicada en el último informe de diciembre, que señalaba una expansión de entre 1,5 y 2,5%. Cabe recordar que en septiembre pasado el informe aseguraba un aumento de entre 1,75 y 2,75% para el PIB este 2017.

 

El informe del Banco Central, que fue presentado hoy por su presidente Mario Marcel ante la Comisión de Hacienda del Senado, señala que el 2016 finalizó con un crecimiento anual en línea con lo previsto en diciembre: 1,5%. “Sin embargo, estuvo caracterizado por una desaceleración algo más acentuada durante el año, la que se estima se prolongará hacia el comienzo del 2017”, afirma.

La mayor debilidad se observó en los sectores distintos de recursos naturales, en particular en rubros ligados a la inversión en construcción y los servicios relacionados, que tienden a ser más persistentes. Agrega que la paralización en la minera Escondida tendrá un impacto relevante en el PIB del primer trimestre, y le resta cerca de 0,2 puntos porcentuales a la proyección de crecimiento del 2017. “En todo caso, no se espera que este evento tenga repercusiones significativas en la evolución del resto de los sectores económicos, ni de la inflación”, dice el IPoM.

Para el 2018, el ente emisor señala que la economía mostrará un desempeño mejor al del 2017, "lo que permitirá que la brecha de actividad disminuya gradualmente a lo largo del próximo año, considerando que el Consejo sigue estimando que el crecimiento potencial de la economía está entre 2,5 y 3% y el tendencial en 3,2%".

 

Inflación se mantendrá baja

 

Asimismo, la inflación anual del IPC se ubicará en niveles menores a los actuales por algunos meses, para volver al 3% a fines del 2017 y permanecer en torno a ese valor durante dos años.

La trayectoria estimada de la inflación para los próximos dos años descansa en dos supuestos: una relativa estabilidad del tipo de cambio real (TCR) en torno a los niveles actuales, y que, si bien la brecha de actividad será mayor que la prevista en diciembre durante algún tiempo, se proyecta que comenzará a cerrarse hacia fines de este año.

Escenario externo y tipo de cambio

 

El informe señala que en los últimos meses se ha ido configurando un panorama externo algo más favorable. Los datos de actividad y expectativas en el mundo desarrollado han dado cuenta de un mejor tono, lo que ha dado paso a expectativas que apuntan a una normalización de la inflación. “La Reserva Federal (Fed) ha seguido normalizando su poítica monetaria y las autoridades de Europa y Japón han dejado de lado la posibilidad de nuevos estímulos cuantitativos" y también destaca la mayor estabilidad en China.

En cuanto al dólar, la moneda nacional continúa mostrando fortaleza respecto de la generalidad de las monedas desarrolladas y emergentes.

Respecto de la trayectoria prevista para el precio del cobre, el Informe estima precios de 2,55 dólares por libra para el 2017 y 2,50 dólares para el 2018. En cuanto al petróleo, estima un precio promedio de 50 dólares el barril para los años 2017 y 2018.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo