La disminución de la jornada laboral

Por Matías Godoy

Director de www.economiatodos.cl

Esta semana el proyecto que busca disminuir la carga laboral fue declarado admisible por la Cámara de Diputados. La iniciativa de la diputada PC Camila Vallejo busca disminuir la jornada laboral ordinaria máxima de 45 a 40 horas. Tras la decisión de la Cámara, y en pleno año de elecciones, comienza un interesante debate.

Hasta 2005 la jornada laboral era de 48 horas, disminuyendo ese año. En paralelo, las cifras revelan que nuestro país es la cuarta nación de la Ocde donde más se trabaja. Con un promedio de 1.988 horas por trabajador en 2015, Chile supera el promedio de esa entidad de 1.766 horas y a países como Estados Unidos, Francia y Alemania.

Lamentablemente, a pesar de ser uno de los países más trabajólicos, el nuestro es uno de los con menor productividad. El 2015 por cada hora trabajada se generaron US$23,54 en promedio, la quinta nación más baja de la Ocde. El resultado dista de los US$46,77 promedio del grupo de países, o los más de US$58 que registran Alemania, Francia y Estados Unidos.

Estas cifras sugieren que trabajar menos pudiera generar el efecto de producir más. Sin embargo, por otro lado también se podría pensar que los países desarrollados pueden trabajar menos porque producen más. No queda clara cuál es la causa y cuál es el efecto.

Algunos acusan que no es momento para disminuir la jornada laboral. Y es que, desde 2014 el país comenzó a crecer a inusuales bajas tasas. Con todo, la inversión se ha contraído cada año desde 2014, retrocesos que nos ubican al nivel de 2012. Al respecto, evidentemente no es el mejor momento para arriesgarnos a nuevos efectos negativos sobre la inversión y el crecimiento.

De todas formas, es preciso recordar que la ley simplemente estipula una jornada laboral máxima, que muchas veces no se cumple. Piense en los más de 2,5 millones de trabajadores a honorarios, o bien aquellos con contrato que aun así, en silencio, trabajan sobretiempo al precio ordinario. Una cosa es la legislación. Otra la realidad.

Es de esperar que este proyecto contribuya a un trabajo más eficiente. Sin embargo, esto lamentablemente no depende del todo de la legislación. Lo ideal es que la disminución de la jornada vaya acompañada de mayor productividad, y respeto por lo que dicta la regulación. De ser así, se podría lograr mayor bienestar a futuro, independiente de nuestro delicado presente

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo