Oficinas "pet friendly": la tendencia de llevar la mascota al trabajo

Diversas experiencias internacionales han demostrado los beneficios al clima laboral, pero a la vez, experta comenta los desafíos que conllevan este tipo de medidas.

Por Publimetro

¿Le gustaría llevar a su perro al trabajo? Pues bien, diversas empresas y startups en el mundo se están uniendo a esta tendencia de hacer los ambientes de trabajos amigables para las mascotas, cambiando por completo su cultura organizacional, políticas y reglamentos con el fin de impactar positivamente en el entorno laboral, buscando brindar a los empleados un ambiente que contribuya a fomentar su creatividad, productividad y a reducir el estrés y la ansiedad.

En Estados Unidos, existen diversos casos tales como Amazon que fue la primera empresa en establecer políticas pet-friendly con el ingreso de un perro llamado Rufus a sus oficinas, y luego le siguió Google que, a pesar de permitir el acceso de otros animales domésticos se declaró una compañía dog-friendly. También está el caso de Replacements, uno de los retail de cerámica más grandes del mundo, que permiten tanto a sus empleados como sus clientes ingresar con mascotas.

Según el informe de American Pet Products Association del 2011, 1.4 millones de personas en EEUU van al trabajo con sus mascotas y esta cifra ha ido en incremento con la celebración anual del “Take your dog to work day”, día en el cual se le ofrece a los empleados públicos la oportunidad de llevar a su perro al trabajo con el fin de incentivar la adopción de animales. Esta festividad también ha contribuido a que más empresas prueben los beneficios de los ambientes pet-friendly y evalúen si dentro de sus políticas y procesos se pueden incluir a las mascotas.

Adicionalmente, el hospital veterinario de Banfield desarrolló una investigación sobre el tema, llamada “PAWrometer”,  la cual se realizó en base a las opiniones de 1.006 empleados y 200 directivos de recursos humanos en un amplio rango de empresas e industrias de EEUU.

Los resultados revelaron el impacto positivo que tienen las políticas amigables con las mascotas en el ambiente de trabajo. Entre los beneficios que reveló el estudio se encuentran: potenciar la moral de los colaboradores, reducir el estrés, mejorar los vínculos y las relaciones, equilibrio en la vida personal y profesional, incremento en la productividad, entre otros.

Si bien en Latinoamérica todavía esta tendencia no tiene mucha penetración, se han generado diversas acciones como por ejemplo UberPuppies, una actividad que realizó Uber México y consistió en trasladar a diversos cachorros a las oficinas de los usuarios con el fin de crear conciencia sobre la adopción.

En el caso de Chile, la tendencia aún está muy incipiente, sin embargo posee un elevado potencial, ya que de acuerdo un estudio del 2014 de Adimark sobre las mascotas, mostró que 65.3% de los chilenos tiene al menos una  mascota y entre los animales más populares  destacan los perros (54.8%) y los gatos (20.9%).

 

Los desafíos de este tipo de medidas

“Actualmente las empresas, con el fin de atraer, retener y fidelizar talento, están replanteando su cultura organizacional e incluso el diseño de sus oficinas para crear entornos más colaborativos, que contribuyan a generar un buen ambiente laboral con el fin de incrementar la productividad y el compromiso de los trabajadores.  La iniciativa de ofrecer un ambiente pet-friendly, es un excelente ejemplo de cómo el mundo del trabajo se está transformando actualmente, encontrando modos más flexibles y enfocados en el bienestar de las personas y, de esta manera, ofrecer entornos de trabajo mas atractivos", sostiene Ivianne Morales, Generalista de RRHH de Randstad Chile comenta

Además de disminuir el estrés laboral y la ansiedad para los dueños de las mascotas, también el beneficio es percibido por los demás colaboradores, ya que estas políticas también fomentan la buena relación entre compañeros e incrementa la satisfacción laboral.

Si bien los beneficios que esta tendencia puede traer al ambiente de trabajo son numerosos, también hay que tomar en cuenta los grandes desafíos que conllevaría implementar estas políticas.

Las compañías no solo tendrían que cambiar ciertas estructuras de sus oficinas con el fin de habilitar espacios de alimentación y recreación de las mascotas, sino que además tendrían que habilitar planes para aquellos empleados que debido a problemas de salud como alergias o que no sienten empatía hacia los animales puedan desempeñar sus funciones sin inconvenientes. Otro reto que hay que destacar, es que al convivir distintas mascotas en un mismo espacio la situación podría volverse caótica y difícil de controlar.

En relación a estos desafíos la ejecutiva comenta “las compañías que deseen implementar esta iniciativa deben hacerlo luego de un análisis previo y paulatinamente, estableciendo procesos y reglamentos adecuados, con el fin de generar el ambiente positivo que se busca y no un entorno caótico que distraiga a los colaboradores del desempeño regular de sus funciones".

Adicionalmente, y como parte de las políticas Morales explica que se debe incluir que las mascotas estén entrenadas y vacunadas a fin de disminuir el riesgo y además tener como condición que sean mascotas que se sientan cómodas en presencia de otros animales y personas desconocidas. Esta iniciativa debe estar acompañada de un plan comunicacional bien pensado, que resulte atractivo y motivador para los colaboradores interesados”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo