Santiago ¿el Miami de Sudamérica?

Por Matías Godoy
  • Director de Economía para todos – www.economiatodos.cl

Son cada vez más los turistas sudamericanos que vienen de compras a Santiago. De acuerdo al Gobierno, durante los primeros seis meses del año el gasto con tarjetas de créditos extranjeras ascendió a 33,6 millones de UF, un 26,5% más que el año pasado.

Dicho aumento fue principalmente incidido por el consumo que realizan turistas argentinos y brasileños. ¿Por qué los turistas sudamericanos vienen cada vez más a comprar productos a Chile? Las razones fundamentales son dos: precios y variedad.

Desde 1990 Chile fomentó la firma de tratados comerciales con muchos países del mundo. Actualmente, nuestro país mantiene acuerdos con 64 naciones del orbe, que en conjunto representan el 90% de la producción mundial.

Básicamente, estos tratados eliminaron los cobros de impuestos (aranceles) a productos del exterior, al tiempo que el resto de los países eliminaron cobros a nuestras exportaciones. Así, a diferencia de nuestros vecinos, Chile no cobra (o en algunos casos, muy poco) por el ingreso de productos extranjeros.

Dado esto, productos de tecnología, vestuario o calzado, resultan muy baratos en nuestro país. Estudios revelan que en Chile los teléfonos celulares o televisores de última generación cuestan un tercio de lo que valen en Argentina, principalmente debido a que nuestros vecinos cobran altos gravámenes por la importación de productos traídos desde el exterior. Misma razón pudiera explicar que vestuario y calzado cueste, en promedio, la mitad acá.

Adicionalmente, la liberación de nuestro comercio ha propiciado la llegada de empresas y marcas que no están presentes en otros países. En ese sentido, turistas vienen a Chile en busca de productos que poseen mayor calidad que su industria nacional.

Así, dado los menores precios y mayor calidad, muchos extranjeros sacan cuentas y notan que, aun costeando los traslados y estadías, les resulta más conveniente realizar ciertas compras en suelo nacional.

Santiago de Chile, el Miami de Sudamérica. O quizás el “mall”. Un modelo que buscan replicar en Lima y Bogotá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo