Especialistas apuntan a que más regulación a las AFP no es lo que hará subir las pensiones

Medidas como limitar las comisiones no son la herramienta más importante para que los jubilados reciban más dinero cada mes, según economistas conocedores del tema previsional, quienes indican que hay que considerar cambios más estructurales.

Por Pablo Contreras

Mientras la población sigue a la espera del proyecto definitivo de reforma a las pensiones del Gobierno, uno de los puntos donde no hay completo consenso es en aumentar las regulaciones sobre las AFP.

En la actualidad, la lista de normas que fijan las reglas del juego a las administradoras es larga, destacando las que les fijan en qué instrumentos financieros están autorizados a invertir, también están sujetas a la obligación de enviarle información a los usuarios, pero también a entidades como el Servicio de Impuestos Internos (SII). Y quizás una de las más importantes, por ley están mandatadas a cobrarle a los empleadores las cotizaciones que no les han pagado sus trabajadores.

Sin embargo, las intenciones apuntan a regular otro tipo de aspectos de la gestión de las AFP respecto de los ahorros de las personas para su futura pensión. Una de las iniciativas que se ha planteado es la de poner el foco en las “comisiones fantasmas”.

“Si bien son legales, no son informadas regularmente en las cartolas de los afiliados y cotizantes regulares y representan un costo no menor”, sostiene Marco Kremerman, investigador de Fundación Sol.

Si bien reconoce que “todo debe ser transparente”, Juan Bravo, investigador de Clapes UC y miembro del Grupo Mejores Pensiones para Chile, indica que hay que tener cuidado en cómo éstas se regulan, porque “eliminar la opción de acceder a dichas inversiones puede reducir la rentabilidad de los fondos”.

Otro asunto que se ha puesto sobre la mesa es que las AFP absorban las pérdidas de los multifondos, por ejemplo, no cobrando comisión. Bravo explica que esto de alguna manera está dentro de la norma, ya que las administradoras están obligadas a tener algo denominado “encaje” que deben establecer con sus recursos propios y que equivalente al 1% de los fondos, por lo que si invierten mal, se disminuye esta especie de “seguro”, “lo que les significa una pérdida patrimonial” para estas empresas, indica.

Sí subraya que las AFP cobren menos por administrar nuestro ahorros, porque argumenta que el problema es que las comisiones “son excesivamente altas, lo que hace que obtengan utilidades sobrenormales, y que contrarrestan las pérdidas del encaje cuando las rentabilidades son negativas”.

Medidas más estructurales

Si lo que se busca es subir las pensiones y darle legitimidad al sistema, los expertos apuntan que lo que se debe hacer es modificar asuntos más estructurales.

A juicio del investigador de la Fundación Sol, este tipo de medidas “nos hace discutir sobre temas que no tienen nada que ver con la seguridad social, sino cómo se comportan los mercados financieros”.

Añade que si este tipo de políticas generan impactos menores a los montos de pensiones. “Si el objetivo es que las AFP sean un negocio menos lucrativo, pero las pensiones no van a mejorar ostensiblemente, no entiendo mucho la lógica”, subraya.

En tanto, Bravo indica muchos de los problemas están en el mercado laboral.” Cuando un 40% de todos los trabajadores no cotiza tenemos un problema gravísimo, ya que sin ahorro, no hay sistema previsional que aguante, ya sea de reparto o de capitalización”.

Por otro lado, resalta que los sueldos en Chile son mucho menores que  en el resto de los países de la Ocde, “en buena parte porque la productividad es mucho menor”.

Además apunta a la legitimidad del sistema para que éste sea sustentable. “Una de ellas es que deben tender a ser eliminadas las cuantiosas utilidades sobrenormales de la industria”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo