El mal presente de los productores lecheros

Por Matías Godoy
  • Director de Economía para todos – www.economiatodos.cl

Esta semana la Asociación de Productores de Leche de Los Ríos presentó una denuncia en contra de dos grandes supermercados ante el Seremi de Salud. ¿La razón? Las grandes cadenas estarían vendiendo productos de origen vegetal, tales como bebidas de soya, coco u arroz, bajo el rótulo de “leches”. A juicio del gremio, esto sería anticompetitivo y fraudulento, ya que, de acuerdo al gremio, los productos de origen vegetal no debieran ser denominados como lácteos.

La acción de los lecheros podría responder a la frustración que vive el sector. El año pasado los más de 15.000 productores del país recibieron un precio promedio por litro de leche de $207, el precio real más bajo desde 2009. Debido a que sólo cinco plantas lecheras reciben el 86% de la leche, el margen de negociación por un mayor precio es casi nulo.

A la concentración del mercado se suma el hecho que en los últimos 10 años, Chile pasó de ser un exportador a ser un importador de lácteos. En 2007 Chile sólo compró US$ 1,5 millones de leche, al tiempo que se exportaron US$ 30 millones. El año pasado el panorama fue drásticamente diferente, pues las compras al exterior se empinaron a US$16,7 millones, mientras que nuestros envíos se redujeron a US$15,4 millones.

Con todo, las sequías, mayores regulaciones y la disminución de vacas a nivel nacional, ha encarecido en un 26% los costos para el productor, aun cuando las tecnologías han aumentado el rendimiento de las vacas. Dicho panorama ha motivado la salida de la industria de grandes empresarios locales, quienes han optado por vender sus negocios a extranjeros, en un mercado ya caracterizado por estar concentrado por ellos.

A pesar de los problemas de productores y adversas condiciones de mercado, el precio promedio a consumidor alcanzó los $751 en 2016, cifra no muy distinta a los precios reales de los últimos 7 años. Quizás esta sea la razón de por qué los supermercados, responsables del 91% de la leche vendida, estén brindando sustitutos a gusto del consumidor. No obstante, ante el mal presente y magras proyecciones, los productores parecen decididos a defender, con uñas y dientes, su alicaído negocio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo