El proyecto Dominga explicado con manzanitas

Por Matías Godoy
  • Director de Economía para todos – www.economiatodos.cl

Un nuevo revés sufrió el proyecto minero-portuario “Dominga”. El pasado lunes un Comité de Ministros reafirmó su paralización, decretada en marzo por la Comisión Regional de Evaluación Ambiental de Coquimbo. En aquella instancia, una votación que terminó en empate debió ser zanjada por el intendente. Así, el proyecto veía esperanzas de que los ministros revertieran el rechazo. Sin embargo, eso no ocurrió.

Los ministros de Salud, Medio Ambiente y Agricultura rechazaron la iniciativa, mientras que los titulares de Minería y Energía lo aprobaron. La atención se centró en el titular de Economía, quien se abstuvo y alegó que se le avisó recién el viernes pasado de la votación, por lo que no tuvo tiempo de analizar los antecedentes para esgrimir una postura seria. En tanto, el subsecretario de Hacienda afirmó que la decisión sobre el proyecto se tomó de forma apresurada. Así, nuevamente la polémica y los cuestionamientos fueron la tónica.

Pero ¿qué es “Dominga”? Es un proyecto que busca la explotación de 2 minas de hierro y cobre, más la construcción de un puerto. De acuerdo a la empresa Andes Iron, dueña de la iniciativa, la producción anual estimada alcanzaría 12 millones de toneladas de hierro y 150 mil toneladas de concentrado de cobre, durante 26 años de explotación.

La controversia se relaciona con su localización, el que busca emplazarse en La Higuera, IV Región, a 30 kilómetros de la Reserva Nacional “Pingüino de Humboldt”, hábitat del 80% de la población mundial de pingüinos de esta especie y otras en peligro de extinción, como el pato yunco, la ballena azul y el chungungo.

Quienes están en contra del proyecto sostienen que éste causará daños medioambientales irreparables sobre una flora y fauna única en el mundo. En contraste, a favor se sostiene que el proyecto no dañará el medio ambiente y creará 11.450 empleos directos y 25.900 empleos indirectos.

Andes Iron aún puede apelar el rechazo ante el Tribunal Ambiental o la Corte Suprema. Habrá que ver si se revierte lo decretado por las autoridades, las que, según algunas voces, decidieron no pensando en el país, sino en votos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo