Número de cuentas vista se sextuplica en 13 años

Informe de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras además da cuenta que en las cuentas corrientes hay una brecha de género mayor. Especialistas valoran la bancarización de los sectores más populares.

Por Pablo Contreras

Hace unos días el INE dio cuenta la cifra preliminar del Censo, indicando que somos alrededor de 17,3 millones de personas. Por otro lado, un informe revela que en nuestro país existen 18,5 millones de cuentas vista.

Eso revela la “Radiografía del acceso y uso de productos financieros a nivel regional”, presentada este jueves por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif), que da cuenta que durante la última década, la contratación de este tipo de instrumentos ha crecido 6,1 veces desde 2004, cuando apenas eran 3 millones.

Este importante aumento en el número de cuentas vista contratadas da cuenta de que "en términos de inclusión financiera este instrumento ha sido bastante importante”, resaltó el superintendente, Eric Parrado.

Para Alejandro Urzúa, académico de la Universidad Andrés Bello (Unab), esta cifra “es una buena noticia porque significa que creció la gente que con anterioridad no tenía acceso al sistema financiero formal”, destacando además que esto les ha permitido a los sectores más populares acceder, por ejemplo, al pago con débito.

En tanto, Sergio Tricio, gerente general de Ruvix, resalta que este aumento podría estar ligado con la llegada de personas de otros países. “Habría que analizar la cantidad de inmigrantes que han llegado al país en los últimos años y es altamente probable que exista una correlación relevante con el aumento en las cuentas vista”, apunta.

Por otro lado, el informe de la Sbif subraya que parte importante de esta expansión responde a políticas de BancoEstado, ya que a la fecha la CuentaRUT concentra el 56% del total de cuentas de depósito a la vista de la industria.

Brecha de género

Al hacer la mirada por sexo, el informe indica que existe equidad, ya que 9.317.085 las cuentas a nombre de mujeres mientras que 9.218.359 pertenecen a hombres, esto a mayo de este año.

Diferente es lo que ocurre respecto de las cuentas corrientes, ya que respecto de las 3,7 millones, son más las que pertenecen a hombres versus mujeres, brecha que también se observa en los saldos: mientras ellas acumulan un promedio de $1.708.127 ellos tienen $2.435.363.

“El gran problema que todavía tiene Chile tiene que ver con la desigualdad de ingresos por género. Al tener más ingresos el hombre, es más sujeto a crédito y a cuenta corriente y por eso puede ser que esta diferencia exista”, sostiene Cristian Lecaros, CEO de Inversión Fácil.

En qué se ahorra

El reporte de la Sbif además revela también cuál es el tipo de instrumento que usan las personas para ahorrar. A junio de este año se registra la existencia de más de 11,1 millones de cuentas de ahorro a plazo en el país, 4,6 millones de cuentas de ahorro para la vivienda y poco más de 1 millón de depósitos a plazo.

Sin embargo al revisar los dineros acumulados en cada uno de esos instrumentos se observa una llamativa diferencia.  Mientras en la primera alternativa acumula un saldo promedio de $817 mil, los depósitos a plazo registran $13 millones. En tanto, las cuentas de ahorro para la vivienda registran $175 mil.

“Hoy la persona está gastando más de lo que gana y con el acceso al crédito tenemos esto de anticipar la ‘gratificación’, de poder comprarme el bien antes y después veo cómo lo pago”, insiste Urzúa.

El académico de la Unab además explica que los mayores montos de dinero en depósitos se deben a que “es un instrumento que en términos de volumen es muy superior en transacciones porque lo ocupan las personas de mayores niveles de ingresos que buscan una rentabilidad para luego hacer otro tipo de inversiones”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo