Imperdibles de Bolivia: qué ver y qué hacer

Apenas 17 dólares por día gastan los chilenos que visitan el país vecino.

Por Camila Albertini

Apenas 17 dólares por día gastan los chilenos que visitan Bolivia y que en el primer trimestre de este año permanecieron por 9,3 noches, en promedio. Según cifras de la Subsecretaría de Turismo, en total fueron 15.627 personas las que viajaron desde Chile al vecino país para disfrutar de sus bellos paisajes y su cultura andina.

 

La Paz

Muchos la confunden con la capital, porque en esta ciudad está emplazada la Sede de Gobierno, la cual debe visitar en la Plaza Murillo y que está rodeada una infraestructura colonial y la Basílica de San Francisco.
Visite el Mercado de las Brujas, la calle Jaén, una de las más turísticas de la ciudad, y para observar la ciudad hay varios miradores, como El Montículo.
Si tiene más días para recorrer La Paz, el Valle de la Luna, con sus  rocas erosionadas de gran altura es un imperdible. Otro tour que ha agarrado fuerza es el de la Carretera de la Muerte (Carretera de Yungas), que se practica en bicicleta ante sus innúmerables curvas y es de 1 km aproximadamente.

Potosí

Potosi

Esta ciudad que te lleva de vuelta a la conquista española siglos atrás fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
La catedral, la torre de la Compañía, la Casa de la Moneda (principal museo) y el Convento de San Francisco son algunas de las paradas que debe realizar. Además de conocer el altiplano, como el Ojo del Inca y la Laguna Negra.
Eso sí, un tour que vale la pena es a las minas del Cerro Rico, el cual vigila a la ciudad y en donde aún hay mineros que trabajan de forma primitiva y reciben turistas.

Uyuni

El primer tour a realizar es directo al salar de Uyuni, el mayor desierto de sal y el más alto del mundo. Incluso hay salidas nocturnas. En medio del salar se encuentra la isla de Incahuasi, que se encuentra en medio del salar con el volcán Tunupa.
El altiplano continúa: la laguna Hedionda (fuerte olor a azufre), laguna Colorada y el desierto Siloli, sólo por nombrar algunos.
También está el antiguo cementerio de trenes, ya que a fines de 1800, acá se emplazaron las primeras líneas férreas que unían esta ciudad con Antofagasta.

Santa Cruz

A orillas del río Piraí, esta ciudad muestra una realidad distinta a la del resto del país. Su desarrollo económico la ha llevado a ser la ciudad de los negocios dentro de Bolivia. Pero, además de ser una ciudad moderna tiene un turismo muy desarrollado.
El centro histórico está conformado por la Plaza 24 de Septiembre, el bello Jardín Botánico y el Biocentro Güembe que permiten disfrutar de la naturaleza dentro de la ciudad.
Otro paseo recomendado está a 40 kilómetros. Se trata de Espejillos, una reserva natural donde los turistas pueden bañarse en ríos de aguas cristalinas.

Amazonía

Rurrenabaque es la puerta de entrada a la selva amazónica de Bolivia. Uno de los parques donde se realizan varios toures de la selva boliviana es el Madidi, catalogada como una de las reservas con mayor biodiversidad del mundo. Conviven en este parque más de 3.200 especies
Acá el turismo es ecológico y en conjunto con las comunidades que viven en el lugar. Hay otros lugares que permiten un aojamiento con algo más de lujo, sin olvidar que está en la selva y usted es uno más entre tantas especies.

Sucre

Es la capital boliviana. La plaza 25 de Mayo es la principal, pero saliendo de este mundo colonial estará rodeado de la “ciudad blanca”, donde todas las casas son de este color. Este lugar es considerado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad.
El Mirador La Recoleta es otro paseo obligado para mirar la puesta de sol, no antes de visitar el claustro San Felipe de Neri y el Mercado Campesino, donde puede comprar productos de la zona a muy bajo precio.

Lago Titicaca e Isla del Sol

Lago titicaca

La Isla de Sol es considerada el nacimiento del Imperio Inca. Acá se puede alojar y conocer la cultura y los espacios arqueológicos con guías locales, pero no es obligatorio.
También está la Isla de la Luna, que es más pequeña y donde viven las comunidades indígenas. Rodeadas por el lago Titicaca (que comparte con Perú), este destino es muy visitado por los turistas que llegan a Bolivia. Atentos, que la Isla del Sol está a más de 3.900 metros por sobre el nivel del mar, así que la altura puede causar malestares en algunas personas.

Oruro

El carnaval de Oruro es uno de los atractivos más grandes del país. Está declarado Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. Se realiza en febrero, con el objetivo de mostrar las comparsas, desfiles y música de la cultura andina. Si está pensando asistir, busque alojamiento con anticipación porque se vuelve casi misión imposible.
Además tiene un centro histórico colonial y puede visitar el lago Poopó, uno de los principales del país, donde aún viven familias campesinas e indígenas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo