S&P rebaja su calificación a China y queda al mismo nivel que Chile

La agencia justifica su recorte en que el "prolongado período de fuerte crecimiento del crédito ha aumentado los riesgos económicos y financieros" del país.

Por EFE

La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) rebajó hoy un escalón la calificación de la deuda soberana china, de AA- hasta A+, y a continuación hizo lo mismo con algunos bancos que operan principalmente en este país, al igual que lo hizo con Chile a mediados de este año.

S&P, que mantiene su perspectiva "estable" para China, justifica su recorte de la calificación en que el "prolongado período de fuerte crecimiento del crédito ha aumentado los riesgos económicos y financieros" del país.
La agencia de calificación tomó esta decisión al considerar que los recientes esfuerzos del Gobierno chino por reducir el endeudamiento corporativo "podrían estabilizar los riesgos financieros a medio plazo".

"Sin embargo, anticipamos que el aumento del crédito en los próximos dos a tres años se mantendrá en niveles que aumentarán gradualmente los riesgos financieros", añadió.

El anuncio de la calificadora, en un comunicado, se produjo después del cierre de los mercados financieros en el país.
S&P explica que el mantenimiento de su perspectiva "estable" responde a que, en su opinión, China "mantendrá un rendimiento económico sólido durante los tres o cuatro años".
La agencia prevé que China registrará un crecimiento de su PIB per cápita real de al menos un 4 % durante ese período, "incluso si la inversión pública se ralentiza aún más".
En ese sentido, anunció que podría volver a subir la calificación de la deuda china si el crecimiento del crédito se ralentiza "significativamente" y el aumento del PIB se mantiene "en niveles firmes".
En cambio, advierte de que podría rebajar aún más a China si percibe que las autoridades reducen sus esfuerzos "para frenar el creciente riesgo financiero y permiten que el crédito se acelere para apoyar el crecimiento económico".
S&P no modificaba su calificación sobre China desde 2010, y ha sido la última de las tres grandes agencias del sector en hacerlo. Moody's rebajó su nota en mayo pasado a A1, mientras que y Fitch lo hizo en 2013 hasta el mismo nivel.
Poco después de anunciar su decisión sobre la deuda soberana del gigante asiático, S&P anunció un recorte similar de un escalón a las filiales en este país de varios bancos extranjeros -DBS Bank (China, Hang Seng Bank (China) y HSBC Bank (China).

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo