Hablar del sueldo: lo que más incomoda a postulantes en una entrevista de trabajo

Sondeo revela además que se estaría terminando con esa creencia de que las empresas no ven bien a las personas que se cambian con cierta frecuencia de empleo.

Por Publimetro

La entrevista de trabajo es una de las etapas más importantes antes de conseguir un empleo. Es en esa instancia donde se intenta dejar una buena impresión y demostrar algunas habilidades que demuestren que se es merecedor del puesto cotizado. Sin embargo, hay un punto en que a la mayoría de los postulantes les genera incomodidad: el momento de hablar de plata.

Según un estudio elaborado por Trabajando.com realizado a tres generaciones distintas (Millennials, GenX y Baby Boomers) arrojó que la pretensión de renta (28,6%) es el tema más incómodo al momento de enfrentarse a un reclutador o al que puede ser el futuro jefe.

Al revisar las respuestas por separado, se puede constatar que el 24% de los millennials (menores de 35 años) que respondieron  esta encuesta , señaló que la consulta sobre la pretensión de renta (24%) es lo que menos les acomoda. La segunda mayor incomodidad se refiere a la pregunta "Dentro de un ambiente laboral óptimo, ¿cada cuánto tiempo consideras conveniente buscar un nuevo empleo?" con el 18%.

“la pretensión de renta resulta una pregunta muy difícil: si responden una cifra muy por encima de lo que ofrecen para el cargo, pueden quedar fuera del proceso"

Según explica señala Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, en el caso de estas personas, “la pretensión de renta resulta una pregunta muy difícil: si responden una cifra muy por encima de lo que ofrecen para el cargo, pueden quedar fuera del proceso. Por lo mismo, a veces, por miedo, entregan una cifra muy baja. Para el entrevistador, esta respuesta puede deberse a que el postulante no valora su trabajo o que no dará la talla del cargo”.

Al igual que los millennials, para la Generación X (entre 35 y 55 años), hablar sobre el salario que quieren ganar también resulta ser lo más incómodo (24%), aunque también destacan que las preguntas sobre los planes de viaje y planificación familiar, son las más complicadas de responder (15%), seguidas de si la compatibilidad del trabajo con la vida personal influye en tu permanencia en una empresa, con un 13%.

En tanto, en el caso de los baby boomers (mayores de 55 años) son quienes más se incomodan a la hora de hablar del sueldo: el 29% se inclinó por esta opción. Asimismo, y a diferencia de las otras generaciones, con un 15% el clima laboral es el segundo tema más complejo de abordar para ellos.

El mito de permanecer en una empresa

Esta encuesta también demostraría que, al parecer atrás quedó la creencia de que cambiar constantemente de empleo era mal visto por las empresas. Los tiempos han cambiado y con ello la concepción de varios aspectos laborales, tales como la permanencia en un empleo. El mercado es mucho más dinámico que hace 20 años atrás, la competencia busca a los más talentosos y las personas quieren pertenecer a aquellas empresas que les entreguen mejores beneficios.

En este estudio, se les preguntó a las tres generaciones cuántas veces se han cambiado de empleo. Un 32% de los millennials dijo que sólo una vez. Un 26% dos veces, mientras que tres y más de cuatro dijo que un 21% respectivamente.

“Los factores que llevan a migrar de un empleo a otro son cada vez más diferentes entre una generación y otra. Para algunos la flexibilidad horaria es más importante que el sueldo, mientras que para otros la ubicación geográfica es fundamental para tomar esta decisión”, sostiene Vargas.

En cambio la generación X, con un 47% dijo que más de cuatro veces. Un 23% tres veces, un 14% dos y con el mismo porcentaje, tan sólo una vez.

“Los factores que llevan a migrar de un empleo a otro son cada vez más diferentes entre una generación y otra. Para algunos la flexibilidad horaria es más importante que el sueldo, mientras que para otros la ubicación geográfica es fundamental para tomar esta decisión”, sostiene Vargas.

Con una experiencia considerable, era esperado que los baby boomers tuvieran una mayor cantidad de cambios. Un 46% señaló más de cuatro veces, un 24% dos veces, un 21% tres veces, mientras que tan sólo un 9% sólo una vez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo