Salud integrada: un golazo para conectar a todo Chile

El objetivo de este reto es que la ficha médica de cada paciente esté en línea a lo largo del país, sin importar el centro médico en el que se atienda.

Por Camila Albertini
Getty
Salud integrada: un golazo para conectar a todo Chile

En la actualidad hay aparatos que nos acompañan a todas partes y que si no vienen con nosotros muchas veces nos devolvemos. Son los conocidos smartphones. No obstante, hay otros que, siendo más relevantes, no salen del lugar que los alberga: nos referimos al historial médico.
Si una persona que vive en Santiago se va de viaje por distintas ciudades de Chile y cae enferma o tiene un accidente, el doctor o servicio que la atiende no tiene cómo saber si es alérgica a algún medicamento o si sufre de alguna enfermedad crónica. Es decir, no tiene antecedentes del paciente.
Esto es lo que la plataforma del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (Cnid) “Más goles para Chile” quiere lograr a través de su reto “Salud Conectada”.
“El objetivo del reto tiene que ver con facilitar o encontrar mecanismos para que toda la información vinculada a la salud esté disponible para todas las personas que tengan necesidad de usarla”, explica Aisen Etcheverry, directora ejecutiva del Comité de Transformación Digital de Corfo y directora técnica del reto Salud Conectada.

 

Aisen Etcheverry Gentileza

Para lograrlo, la tecnología es clave y los beneficios van más allá de hacer más eficiente una consulta médica, sino que se extienden a eliminar las listas de espera y la falta de especialistas, enfatiza Etcheverry. “Si nosotros contamos con la información en línea vamos a poder saber con exactitud qué especialista se requiere, dónde está la población  que requiere cierta atención, de esa manera se podrán redireccionar recursos de una forma mucho más eficiente”, explica la experta.
Es más, los costos en los que debe incurrir el sistema (tanto público como privado) van desde los papeples que deben reiteradamente imprimir para tener conocimiento de antecedentes del paciente hasta la cantidad de exámenes que se repiten.

“El objetivo del reto tiene que ver con facilitar o encontrar mecanismos para que toda la información vinculada a la salud esté disponible para todas las personas que tengan necesidad de usarla”, explica Aisen Etcheverry,

“Estimamos que, a nivel nacional, podríamos reducir en hasta 20% el número de exámenes que se le hacen a las personas”, enfatiza la DT.
En ese sentido, muchos de los “goles” que los usuarios han publicado en la plataforma van en línea con la tecnología e innovación, la cual “no tiene límites”, dice Etcheverry. Sólo por poner algunos ejemplos: cómo recordarle a los adultos mayores cuándo tomarse un medicamento,  hasta sistema para hacer ecografías portátiles en lugares aislados.
“Todas esas tecnologías e innovaciones pueden prosperar y crecer en la medida que tengamos un sistema de salud integrado”, refuerza Etcheverry.

Conexión americana

Si bien conectar la salud a lo largo del país es todavía un reto, Etcheverry señala que “sería un sueño que la población migrante que llegue a Chile pudiera traer consigo su información sanitaria”.
De todas formas, nuestro país está siguiendo estándares internacionales que se utilizan actualmente en Europa y Estados Unidos para lograr su objetivo. Pero también “Uruguay, Brasil, Perú y Colombia están haciendo importantes inversiones y desarrollo en el área de salud conectada” con los que  trabajan mano a mano, dice Etcheverry.
En todo caso para igualar estos altos estándares “no nos falta tanto”, asegura la DT y cuenta que “la meta es que a diciembre de 2019 tengamos una historia clínica digital que siga al paciente y que sea a nivel nacional”.
Uno de los mayores desafíos para lograrlo es el capital humano, “porque en Chile tenemos muy pocos profesionales, no necesariamente del área de la salud, sino que del área de ingeniería e informática”, dice la DT.
Para ello esperan aumentar las becas para profesionales que quieran trabajar en salud conectada e informática médica, aunque en nuestro país sólo existe un magíster que dicta estas materias y, si bien hay un instituto profesional que dicta esta carrera, su contenido (que acaba de ser reformulado) no “eran los más ajustados a las necesidades tecnológicas de hoy”.

Cuenta interoperable

El proyecto que más destaca Etcheverry de este reto es la Cuenta Médica Interoperable, impulsado por Fonasa, Corfo y Cens, que tiene el objetivo de ser el paso inicial para disponer de un historial clínico compartido para los afiliados del Seguro Público de Salud.
Esto es “la primera demostración de que es posible que la información de los pacientes fluya por la red de manera segura”, dice Etcheverry.

 

Fibra óptica austral:  la conexión del sur

Entre 2018 y 2019 se instalará un proyecto de Fibra Óptica Austral que unirá Puerto Montt con Punta Arenas, creando una carretera austral de datos. Este es uno de los proyectos que la directora técnica del reto Salud Conectada, Aisen Etcheverry, más destaca en la plataforma “Más goles para Chile”, iniciativa del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo.
“La conectividad en general es un desafío para toda incorporación de nuevas tecnologías en salud. A nivel mundial hay tecnologías que permiten, incluso, operar a distancia. En el caso de Chile es súper relevante y el proyecto de fibra óptica permite que estos proyectos se desarrollen”, señala Etcheverry.
De hecho, en los próximos meses debiera transmitirse en vivo una operacion entre Brasil y el Hospital Clínico de la Universidad de Chile utilizando un sistema de comunicación altamente resiliente.
“Eso demuestra que la fibra óptica es imprescindible, o sea, si no conseguimos conectarnos a Punta Arenas vamos a seguir teniendo telemedicina sólo en Santiago”, ejemplifica la DT.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo