Nunca están demás: cinco consejos para evitar estafas al arrendar una vivienda en vacaciones de verano

Evitar pagos por adelantado es uno de los principales consejos.

Por Publimetro

Finalizó el año y llegó el momento tan ansiado por tanto: las vacaciones de verano. Y para ello muchos optan por cotizar y arrendar una propiedad para pasar estos días de asueto, ya sea en la costa o disfrutando del campo.

Por lo mismo, si va a alquilar una casa o departamento, no deje que nada arruine su panorama y tome todas las precauciones posibles para evitar ser estafado, ya que esta es una de las épocas del año donde proliferan estos delitos.

No deje de revisar estas cinco recomendaciones que entrega Tomás Mena, director ejecutivo del Círculo de Corredores de Propiedades: 

  • Solicite firmar un contrato para resguardarse. Si bien la ley establece que para arriendos inferiores a tres meses no es necesaria su celebración, se considera una buena práctica que protege a ambas partes.
  • En dicho documento se deben establecer todas las "promesas" de la publicidad que lo hizo tomar la decisión y especificar claramente con qué cuenta inmueble (inventario).
  • Si va a realizar el arriendo a través de una corredora, fíjese que la empresa que publica la propiedad esté certificada. Revise, además, que cuente con una dirección establecida y un número fijo donde contactarse.
  • Evite pagos por adelantado, de lo contrario, hágalo idealmente en las oficinas de la corredora y no mediante una transferencia.
  • Además, vaya a ver la propiedad si es factible antes de transferir el adelanto y luego exija un comprobante del traspaso de dinero.

¿Qué hacer si quiero arrendar mi casa?

Si usted va a poner en arriendo una propiedad, lo más aconsejable es realizar un contrato que adjunte un inventario de los bienes que la componen, lo más detallado posible. Si puede incluir una foto y un valor estimado a cada elemento, mejor aún.

En ese sentido, Mena recomienda además “dejar estipulado que se podrían realizar cobros adicionales ante hechos como la rotura de una ducha o la desaparición de vajilla. De lo contrario, será el propietario quien deba asumir ese costo. Otra opción es cobrar una garantía”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo