¡Nadie le quita el trono! Apple es la empresa más innovadora del mundo desde hace más de 15 años

Once de las 50 compañías más innovadoras – incluidas siete del top 10 – son nativas digitales, es decir, siempre han sido empresas con ofertas tecnológicas.

Por Publimetro

Apple, Google, Microsoft, Amazon, y Samsung encabezan la lista de las 50 compañías más innovadoras del mundo, según el estudio “Las Empresas Más Innovadoras 2018: Los innovadores se vuelcan en lo digital", realizado por The Boston Consulting Group (BCG).

La empresa fundada por Steve Jobs tiene el trono de este ranking desde que BCG comenzó a publicarlo en 2005. En cuanto a Google, subió al segundo puesto en 2006 y lo ha ocupado desde entonces, a excepción de 2013, cuando bajó a la tercera posición. Por su parte, Microsoft siempre ha estado en el top five de empresas innovadoras, al que año a año ha escalado Amazon, que en 2006 estaba en el lugar 21 y que en esta edición es cuarto. Samsung, que sube dos puestos y vuelve a entrar entre los cinco primeros.

Según el estudio, 11 de las 50 compañías más innovadoras – incluidas siete del top 10 – son nativas digitales, es decir, siempre han sido empresas con ofertas tecnológicas. En tanto, Alibaba Group y Uber se abrieron paso entre las diez primeras, en el último año. Entre las top 20, Tencent es nueva en la lista, y Airbnb, SpaceX, Cisco Systems, Orange, y Marriot mejoraron su posición de manera significativa, con 10, 22, 9, 25 y 21 puestos respectivamente.

Doce compañías se sumaron al listado -o regresaron a él- en 2018 debido a que, la mayoría de las empresas seleccionadas por los líderes empresariales, han incorporado tecnologías digitales en sus programas de innovación.

50 empresas más innovadoras BCG

 

Una de las principales conclusiones de la encuesta es que las compañías se están enfocando en cuatro elementos de la innovación digital: Big Data, la rápida adopción de nuevas tecnologías, los productos y capacidades móviles, y el diseño digital. Mientras, otras áreas – como nuevos productos y servicios – perdieron protagonismo para los ejecutivos de innovación.

“La innovación siempre ha sido una fuente importante de ventaja competitiva a través de industrias. Si bien la tecnología ha sido históricamente una de las grandes fuentes de innovación, en este momento está en el centro de toda la atención, y se percibe como el gran diferenciador. Es más, hay una creciente visión entre empresas y consumidores sobre la necesidad de estar a la vanguardia tecnológica para ser una empresa viable” señala Rodrigo Rivera, socio de The Boston Consulting Group. “En este momento no hay CEOs que ignoren la oportunidad digital – o al menos sus desafíos. Inversiones de competidores tradicionales o entrada de nuevos jugadores habilitados por digital está a la cabeza de la mayor parte de las prioridades corporativas”, añadió.

Las empresas más fuertes en innovación están doblando sus inversiones y capacidades digitales

El reporte describe una brecha que podría continuar ampliándose entre las empresas innovadoras fuertes y débiles en términos de sus habilidades para aprovechar al máximo la tecnología digital.

 

"Todas las compañías necesitan determinar sus propias estrategias digitales y empezar a ser parte del juego de innovación con las reglas de hoy", señala Rodrigo Rivera, socio de BCG.

 

Por ejemplo, 79% de los autodenominados innovadores fuertes informaron que tenían procesos de innovación debidamente digitalizados, mientras sólo 29% de los innovadores débiles proclamó lo mismo. Más de un tercio de los encuestados indicó que los procesos digitales en realidad no están haciendo demasiado por la compañía – una señal de que no han encontrado aún la forma de adaptarse. Asimismo, las brechas más grandes entre los innovadores fuertes y los débiles se dan con respecto a la adopción de técnicas de innovación digital.

Los innovadores fuertes están focalizando sus inversiones en tecnologías digitales. Por ejemplo, 43% de ellos invierte de forma activa en Big Data mientras que sólo 26% de los innovadores débiles lo hace; 42% de los fuertes invierten en capacidades móviles versus 16% de los más débiles; y 39% de los innovadores fuertes está invirtiendo activamente en diseño digital frente a 14% de los débiles.

Además, ocho de diez empresas innovadoras fuertes aseguran que toman medidas para reunir, en un mismo lugar, equipos interdisciplinarios que incluyen personas con un espectro completo de habilidades relevantes. Por el contrario, de los innovadores débiles, sólo 35% de los equipos trabaja en el mismo lugar, 41% cuenta con todas las funciones relevantes representadas, y 43% incluye personas con todas las habilidades seleccionadas como fundamentales.

Las tecnologías digitales presentan desafíos de innovación distintos a los tradicionales: desdibujan los limites e invitan a nuevos competidores, incrementan la velocidad de la innovación, y reducen el costo al que los nuevos competidores pueden entrar en un mercado para aprovechar la participación”, afirma Rivera. “Las compañías tradicionales, sin importar cuán grande sean, no pueden darse el lujo de ir en busca de innovación, I+D, y desarrollo de productos de forma tradicional. Hacerlo, cede una ventaja competitiva a los disruptores. Todas las compañías necesitan determinar sus propias estrategias digitales y empezar a ser parte del juego de innovación con las reglas de hoy. Y no pensar solo en la oferta digital, sino en cómo digital puede transformar todo su negocio para hacerlo más competitivo”

El estudio se realizó a más de mil líderes senior en innovación de distintos países e industria y puedes revisarlo acá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo