De forma "pacífica" terminó el robo de un poni gigante

El caballo de Troya es una princesa real, dice el artista

Por Kieron Mons

En un intento por impresionar a su futura novia, un artista danés, Thomas Dambo, construyó un poni rosado de cinco metros de madera desechable. Soñaba con construirla a tamaño real, como My Little Pony, todas las noches y después de un largo camino, su novia se unió al proyecto. Cuando la pareja se mudó, Dambo llevó al poni a la calle como una estatua, aunque casi de inmediato fue robada. Pero el artista no se dio por vencido.

¿Se devastó?

Me pareció que el poni se veía como una estatua oficial que nadie se la iba a robar. Ni siquiera pude mostrársela a mi novia. El hecho ocurrió tan rápido que pensaba que a alguien no le había gustado y lo había destruido, o estaba en un algún lugar cerca.

¿Confiaba en que la podía encontrar?

Estaba seguro que podía recuperarlo. Puse carteles diciendo “mi poni está perdida” en la calle y en internet. Dos personas me escribieron diciendo que habían visto a alguien cortando sus patas y pensé que eso significaba que alguien la debía tener en su apartamento. Fui a los edificios cercanos y una mujer me comentó que ella había oído a alguien aserruchando. Era un edificio de cuatro apartamentos; elegí uno que tenía el nombre de un hombre joven.

¿Hubo una confrontación fuerte?

Pulsé el botón del citófono y le pregunté al chico si él tenía el poni, estaba muy relajado. Sabía que se lo habían robado, porque le gustó, y como artista esto es un cumplido. También sabía que si lo habían robado a las 2:00 A.M, los ladrones tenían que estar borrachos, he hecho cosas así. El sujeto estaba feliz y yo no estaba histérico, y no llamé a la policía o algunos chicos para pegarle.

¿Cómo va a mejorar la seguridad con su caballo?

Mi poni no quiere vivir cerca del ladrón y se ha convertido en una princesa, porque ahora ella es muy famosa y quiere estar en un buen lugar donde sea apreciada.

¿Así que el futuro de ella es incierto?

Sería divertido enviarla a otro país. Es muy importante tener una buena historia. Un chico de Noruega me envió una foto de él disfrazado como un poni y tiene una gran colección de ponis de juguete. Quien tenga la mejor historia, se quedará con ella.

Si algún lector desea escribir y compartir su propia historia de poni de juguete, puede contactar a Thomas en su página web: http://mrdambo.wix.com/thomasdambo-2

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo