Se agudiza crisis en el porno por ley que obliga a usar preservativos

Por

Desde fines de 2012 en Los Angeles existe una ley que regula el rodaje de las cintas para adultos obligando a que los actores porno usen preservativos para evitar el contagio de infecciones. De acuerdo a la gente de la industria del cine porno, el género entró en una severa crisis por ese motivo.

Un ejemplo es que este año se han concedido sólo 20 permisos en Los Angeles para filmar películas para adultos, según la Film LA Inc, organización que otorga las licencias en el condado de Los Angeles. En comparación, el año pasado fueron 40, y en 2012 fueron 480 permisos.

“No hemos hecho ni una sola película en Los Ángeles desde que se aprobó la ley”, dice el director de la productora de películas porno Vivid, Stephen Hirsch, destacando que el condado de Los Angeles “es el único de todo Estados Unidos donde los actores deben ponerse un preservativo”.

“Los actores no quieren ponerse preservativos, se sienten más a gusto y seguros sin él. Los fans del porno no quieren verlos. La ley  creó un entorno injusto, en el que los rodajes huyen a otros estados o al extranjero, porque aumenta los costes de producción en un sector que ya estaba en crisis”, afirma Hirsh, añadiendo que espera que las apelaciones que han realizado a la ley logren derogarla.

Al respecto, el presidente de la cámara de comercio del valle de San Fernando, Stuart Waldman, también expresó su deseo de que la ley sea derogada. “Las películas porno son una gran industria para el valle de San Fernando. Representan 10 mil empleos y cerca de 6 mil millones de dólares en ingresos” cada año, subrayó.

En torno al problema de las infecciones, Hirsch opina que el sistema que rige desde hace años y que obliga a los actores a hacerse las pruebas del VIH antes de empezar a rodar es más efectivo. “No hemos tenido una sola persona infectada por el VIH desde hace 10 años”, insiste Hirsch.

Según Waldan, los contagios que ocurren, como los cinco reportados en 2013, suceden fuera de los platós. “Estas personas probablemente han mantenido relaciones sexuales sin protección en su vida privada”, dice.

En cambio, para el presidente de la asociación AIDS Healthcare Foundation, Michael Weinstein, el virus del sida no es el problema principal de esta cuestión. “Hay miles de casos de infecciones de enfermedades sexuales transmisibles en el sector en los últimos diez años”, apuntó. “El problema es que la ley no está siendo respetada, y hay gente que sigue grabando en Los Angeles, pero de forma ilegal”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo