El próximo canciller se desenmarca de Trump y adopta una postura más dura hacia Rusia

El ex jefe de la petrolera ExxonMobil expresó en su audiencia de confirmación ante el Senado de EEUU, que el presidente electo revisará las relaciones con Cuba y expresa que no fue adecuado su trato respecto a México.

Por Agencias

El próximo secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, consideró que Rusia "presenta un peligro" para Washington, adoptando una postura más dura que el presidente electo, Donald Trump, ante el país transcontinental.

"Aunque Rusia busca respeto y relevancia en el escenario mundial, sus recientes actividades no han respetado los intereses de Estados Unidos", expresó Tillerson al inicio de una comparecencia de más de ocho horas en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU, durante su audiencia de confirmación en el Congreso.

De ser confirmado el exjefe de la petrolera ExxonMobil, Tillerson se convertiría en el primer titular de Exteriores de la historia moderna del país norteamericano sin experiencia previa en el sector público.

Con estos dichos, el próximo secretario de Estado se desmarcó de la posición de su posible jefe en aspectos de la política exterior del país. Durante su primera conferencia de prensa como presidente electo, Trump reveló que creía que el país liderado por Putin está detrás de los ciberataques contra el sistema electoral de Estados Unidos.

"Rusia debe saber que haremos cumplir nuestros compromisos y los de nuestros aliados, y que Rusia debe rendir cuentas por sus acciones", afirmó Tillerson, quien reconoció que Moscú "presenta un peligro" y que los aliados de Estados Unidos "en la OTAN tienen razón al alarmarse sobre la pujanza de Rusia".

Rex Tillerson en su audiencia de confirmación en el Senado de Estados Unidos. AFP

Reacciones cruzadas

Sin embargo, el magnate aseguró que aún no ha visto la información confidencial de las agencias de inteligencia de EEUU sobre los esfuerzos rusos por injerir en las elecciones, razón por la cual indicó que aún no sabe si es necesario aumentar las sanciones a Moscú.

En tanto, el candidato a secretario de Estado confió, en que Moscú pueda pasar de ser "un adversario siempre a ser un socio en algunas ocasiones", en que se pueda "rebajar la temperatura" para que "las cosas no se salgan de control" entre las dos potencias.

Tillerson, también criticó el proceso de acercamiento a Cuba bajo el gobierno de Barack Obama, al opinar que no estuvo acompañado "por ninguna concesión significativa en cuanto a derechos humanos" por parte del ejecutivo de Raúl Castro.

Además, el próximo secretario aseguró que Trump hará una "revisión de abajo a arriba" de la relación con Cuba, incluida la decisión de Obama de retirar al país de la lista de estados patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado y que conlleva sanciones.

Mientras que su posición hacia Cuba encajó con la expresada hasta ahora por Trump, otras ideas articuladas por Tillerson en la audiencia chocaron con las del presidente electo, entre ellas su rechazo de las declaraciones en las que el magnate tachó a los inmigrantes mexicanos de violadores y narcotraficantes.

"Nunca caracterizaría a una población entera de gente con un solo término", subrayó el candidato a titular de Exteriores, que prometió trabajar con México en las diversas áreas de interés común.

Tillerson también enfatizó que no está de acuerdo con la sugerencia de Trump de que no sería mala idea si Japón y Corea del Sur consiguen armas nucleares, y defendió la no proliferación nuclear.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo