¿Qué tecnología usan otros países para combatir los incendios forestales?

En Publimetro realizamos una lista de la infraestructura con la que cuentan los países del mundo más afectados por los incendios forestales.

Por Publimetro

Los incendios forestales afectan cada vez más a diferentes países del mundo. Según un mapa registrado por la Nasa, en América hay al menos 17 países que a la fecha mantienen focos activos.

En Chile, más de 190.000 hectáreas han sido arrasadas por el fuego en siete regiones, declaradas zonas catastróficas. Incluso, la Presidenta Michelle Bachelet expresó que “estamos enfrentando el mayor desastre forestal en nuestra historia, en un incendio en una superficie más de 20 veces mayor que la del año pasado”.

En tanto, el Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Aarón Cavieres, confirmó la autorización para que el Jumbo 747 SuperTanker proveniente de Estados Unidos, utilizado para el combate de incendios forestales, ingrese al país, como una de las medidas para contrarrestar las llamas.

Australia, Brasil e Indonesia son algunos de los estados que año a año deben destinar recursos económicos y humanos debido a la nocividad de los incendios forestales que los afectan. En Publimetro nos preguntamos qué hacen estos países cuando se enfrentan a grandes incendios, cuáles son las medidas que toman y cuál es la infraestructura con la que cuenta cada país.

Australia

En la última catástrofe registrada en 2016, al menos unas 50 mil hectáreas fueron destruidas. Mientras que en febrero de 2009 las llamas causaron la muerte de 173 personas, tragedia que se conoce como “Sábado negro”.

El país de Oceanía cuenta con 67 helicópteros de bombardeo de agua patentados por el mismo país y llamados popularmente como "Elvis", aeronaves que pueden almacenar unos nuevo mil litros de agua cada uno.

Los helicópteros "Elvis" pueden almacenar hasta 9 mil litros de agua. Australia cuenta con 67 de estos ejemplares. AFP

El Centro de Investigación Cooperativa contra Incendios Forestales (Bushfire CRC) es una pieza clave en la investigación de soluciones para la protección contra los incendios forestales. Colabora con más de 30 organismos de gestión del territorio y lucha contra incendios de Australia y Nueva Zelandia, así como con la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO), institución financiada por el Gobierno australiano.

Una de las funciones del centro es generar tecnología para combatir los incendios. Marc Hartmann y Derrick Yap, investigadores residentes en Sydney, asumieron el reto e idearon una “bomba” de dispersión de agua que extingue el fuego robándole el calor. Se trata de un recipiente del tamaño de una pelota de fútbol, relleno de agua, que puede lanzarse desde un helicóptero o una avioneta. Está provisto de un detonador que se activa en el momento del impacto con el suelo, o inmediatamente antes.

Con la explosión, el agua se transforma en una fina niebla que se extiende rápidamente alrededor. Las gotas de niebla tienen una superficie considerablemente mayor que las generadas por las técnicas de bombardeo con agua tradicionales, lo que aumenta su capacidad de absorber grandes cantidades de energía del frente del incendio, haciendo de la bomba de niebla un método de extinción de incendios extremadamente eficaz.

Una ilustración de la bomba de Hartmann y Yap, rellena de agua, que puede lanzarse desde el aire para extinguir incendios forestales.

 

 

Prueba de detonación de una bomba dispersora de niebla (Fotografía: gentileza de Marc Hartmann y Derrick Yap)

Indonesia

El país del sudeste asiático es otro de los estados que se ve afectado año a año por las altas temperaturas en zonas forestales. En el 2015 unas 100.000 personas murieron producto al humo de los gigantescos incendios intencionales de bosques, según investigaciones de las universidades de Columbia y Harward afirman se registraron 91.600 muertes en Indonesia, 6.500 en Malasia y 2.200 en Singapur, dos países vecinos. El siniestro que fue catalogado como la peor catástrofe ambiental mundial de ese año.

Para evitar que esta situación se vuelva a repetir, el Gobierno de Indonesia ha apostado a mejorar la mano de obra de sus bomberos, a través de la preparación, fomento y control del personal que forma parte del esquema de protección forestal y la creación de brigadas especializadas en el control de incendios forestales. Así como también a mejorar la comunicación entre las organizaciones existentes en los niveles central (nacional), provincial y local, y así desarrollar los procedimientos estándares necesarios de operación.

En cuanto a la infraestructura, se utilizan aviones de la Canada Air (CL 215/415), los que disponen de depósitos colgantes tipo "bambi" para el lanzamiento del agua y, establecimiento de reservas de agua. Además, tienen la posibilidad de volar a baja altura, razón por la cual el arsenal alcanza las llamas.

Canadair (CL 215/415)

 

Rusia

El país transcontinental es otro de los gigantes que sufren con los incendios. En Moscú, el gobierno ruso realiza ejercicios para controlar los incendios forestales, donde aproximadamente unas 700.000 personas, 100.000 maquinarias, 64 helicópteros y 12 aviones han participado de los ensayos, actividades realizadas el Consejo de Seguridad del país por encargo del Consejo de Seguridad del país.

Los ensayos tienen la finalidad de lograr protección de centros poblados, las instalaciones de la economía y la infraestructura social, antes que ocurran los incendios forestales. En particular, se practica la coordinación de las actividades de las tripulaciones de aviones y helicópteros con los servicios terrestres.

El ministro ruso de Emergencia, Vladímir Puchkov, envió una carta al ministro Mario Fernández proponiendo enviar el avión Il-76, como ayuda para sofocar los incendios que han azotado al país en las últimas semanas. El avión es capaz de lanzar simultáneamente más de 40 toneladas de agua.

El Ilyushin Il-76 es un avión de transporte, diseñado en la Unión Soviética, usado principalmente en países de África, Asia y Europa, y que ha sido refaccionado para ser utilizado en casos de emergencias de esta índole.

Aviones antiincendios Il-76 fabricados en Rusia. EFE

 

Además, el país gobernado por Vladimir Putin también cuenta los helicópteros Ka-32A11BC los cuales son utilizados para la extinción de incendios cuenta con unas 40 opciones. Este modelo es operado en otros países del mundo tales como España, Portugal, Suiza, Austria, Francia e Indonesia, entre otros.

El helicóptero modelo Ка-32А11ВС Russian Helicopters. Este modelo se encuentra certificado en las principales regiones del mundo: América, Asia y Europa.

Argentina

Las trabas burocráticas para la movilización de medios aéreos que ocasionaban demoras y costos perjudiciales para un eficaz combate del fuego afectaron en gran medida el combate de los incendios.

Razón por la cual en 2008, las autoridades argentinas firmaron convenios con la Fuerza Aérea que permiten que el Jefe de Incendios locales pueda ordenar, con la aprobación del Coordinador Regional y del Coordinador de Medios Aéreos, la movilización y operación de las aeronaves necesarias. En el mismo sentido se firmaron convenios con Gendarmería Nacional y el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios.

Los medios aéreos con que cuenta el Plan Nacional de Manejo del Fuego son provistos por la Fuerza Aérea Argentina, dentro del marco del convenio. De manera simultánea, el Plan Nacional de Manejo del Fuego contrata aeronaves de pequeño porte y reducido costo para las tareas de observación, patrullaje y dirección de incendios, dependientes del presupuesto con el que cuente el gobierno cada año para estas funciones.

Además de la tecnología utilizada por el gobierno, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto, en Córdoba, desarrollaron drones para avisar y monitorear  incendios forestales o facilitar las tareas de fertilización y fumigación a los agricultores.

Drones creados y utilizados en Argentina para la prevención y monitoreo de incendios. Crédito: Drones Argentina

 

 

Brasil

La Fuerza Aérea brasileña cuenta con dos aviones modelo Lockheed Martin C-130 Hercules, especialmente equipados para el combate de incendios forestales, los que hace dos años fueron utilizados para combatir incendios forestales que azotaron a la zona sur de Chile.

Ambos cuadrimotores están equipados con un sistema que permite la rápida conversión para la lucha contra el fuego. De acuerdo al portal del Ministerio de Defensa, los aviones pueden transportar hasta 12.000 litros de agua o retardante.

C-130 Hercules. AFP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo