Miles de guerrilleros avanzan en "la última marcha" para desarme de las Farc

Naciones Unidas recibirá las armas que se fundirán para construir tres monumentos, mientras que los jefes rebeldes acusados de crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad deberán confesar sus delitos, reparar a las víctimas y pagar penas privativas de la libertad en sitios especiales que no serán cárceles.

Por Agencias

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) están inmersas en el mayor operativo de su historia para trasladar a los más de 4.000 guerrilleros hacia las zonas veredales (lugares de residencia de alto al fuego) donde deben concentrarse este martes, como fecha límite, lo que constituye un último paso para abandonar el conflicto.

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz en Colombia informó a través de un comunicado  que había comenzado "la última marcha de las FARC", con un total de 36 operaciones previstas para movilizar a los cerca de 4.394 guerrilleros que seguían en sus campamentos.

A pie, en lanchas y en autobuses, miles de combatientes de la guerrilla colombiana comenzaron su última marcha con fusiles al hombro por selvas y montañas hacia los sitios donde entregarán sus armas, para cumplir con el acuerdo de paz que pondrá fin a más de medio siglo de conflicto armado.

"Las FARC marchan hacia la paz y una vida sin armas", escribió el lunes el presidente Juan Manuel Santos, Nobel de Paz por sus esfuerzos para acabar la conflagración interna, en su cuenta en Twitter.

El acercamiento de los grupos

"Los primeros guerrilleros arrancaron este fin de semana su camino, fusil al hombro, dispuestos a intercambiarlo por una vida en la legalidad, una vida en democracia, una vida distinta que contribuya a la construcción de la paz", manifestó Sergio Jaramillo, director del Alto Comisionado.

Un primer grupo de 61 guerrilleros partió el sábado hacia la vereda de Los Monos, en el municipio de Caldono, Cauca, considerado como uno de los lugares que más ha sufrido la guerra en estos años y que la semana pasada recibió la visita del presidente francés, François Hollande.

El segundo grupo, de 48 personas, arrancó rumbo a Betania, vereda del municipio de Policarpa, en Nariño, "donde la violencia también dejó un rastro que ahora hay que borrar para reconstruir", agregó Jaramillo.

AFP

Fin de una era en Colombia

La desmovilización, para la cual fue acordado un plazo de 180 días desde el 1 de diciembre de 2016, marcará el fin de más de 52 años de una violenta confrontación que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados.

El acuerdo de paz, firmado en noviembre por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, después de cuatro años de negociaciones en Cuba, establece que los combatientes se deben concentrar en 26 áreas cercanas a montañas y selvas bajo la supervisión de una misión de la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo