Holanda contará a mano los votos de las elecciones por miedo a un ciberataque

El ministro del interior informó que buscan evitar todo tipo de dudas, luego del hackeo electoral en Estados Unidos.

Por AFP

El Consejo Electoral holandés contabilizará manualmente los votos de las elecciones generales del 15 de marzo y comunicará los resultados por teléfono, ante la creciente preocupación a un ciberataque que pueda influir en el resultado de los comicios.

Las advertencias sobre un posible intento de Rusia de influir en los resultados electorales inquieta a los países y hacen que se busquen otras formas de conteo que no dependen de la informática en las próximas elecciones, informó a Efe la portavoz del Ministerio del Interior, Julia Rademaker.

Tras las informaciones que relacionaron a Rusia con varios ciberataques durante los recientes comicios presidenciales en Estados Unidos para favorecer la victoria de Donald Trump, las agencias de inteligencia alertaron de que esa situación podría repetirse en Holanda.

"Ante los indicios de que Rusia puede estar interesada en influenciar en los comicios, habrá que recurrir al viejo lápiz y papel para contar los votos", indicó el ministro holandés del Interior, Ronald Plasterk, e informó que la medida adoptada se tomó para evitar cualquier tipo de duda.

Incluso, el propio viceprimer ministro holandés, Lodewijk Asccher, reconoció que no se atreve a comunicarse por teléfono con el jefe del Gobierno, Mark Rutte, debido a la alta preocupación por el espionaje ruso.

"No puedo descartar que los actores estatales (extranjeros) puedan intentar influir en las decisiones políticas y la opinión pública" en Holanda, señaló Plasterk en una misiva enviada ayer al Parlamento holandés.

Según el titular holandés de Interior, el sistema que se utiliza en los colegios electorales es vulnerable a los pirateos informáticos y eso "plantea preguntas sobre si las próximas elecciones podrían ser manipuladas".

Aunque sea un proceso más lento, no se utilizará el sistema electrónico para contabilizar los votos, ya que el recuento manual es "más seguro", añadió Plasterk.

En una investigación publicada a finales de enero, el experto holandés en seguridad cibernética Sijmen Ruwhof comprobó que el software utilizado actualmente en las mesas electorales es anticuado y muy vulnerable a los hackeos.

Los comicios generales de marzo en Holanda tienen especial importancia porque son los primeros de una serie de votaciones que medirán este año el nivel del populismo y el euroescepticismo en Europa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo