La asesora de Trump inventa un ataque terrorista para justificar el veto migratorio del presidente

Kellyane Conway, consejera del presidente estadounidense explicó que la decisión se tomó tras la "masacre de Bowling Green", un hecho que "mucha gente desconoce porque no fue cubierto” por la prensa. La cuestión es, que ese suceso, jamás ocurrió.

Por Agencias

Kellyanne Conway, asesora del presidente Donald Trump y quien el mes pasado se tornó famosa por su defensa de los "hechos alternativos" para defender a su jefe, justificó este viernes el veto a refugiados iraquíes apoyándose en una "masacre" que nunca ocurrió.

Conway ofreció una entrevista a la red de televisión MSNBC en que sostuvo que la nueva política de Trump para refugiados es similar a la que había adoptado el ex presidente Barack Obama en 2011 contra personas iraquíes.

"Obama impuso un veto de seis meses al programa de refugiados iraquíes después que dos iraquíes vinieron al país, se radicalizaron y fueron ideólogos de la masacre de Bowling Green", afirmó, para añadir que la masacre "nunca fue cubierta por la prensa".

Sin embargo, es posible que la "masacre" no haya sido cubierta por la prensa porque nunca ocurrió.

Daniel Pike, director del diario  local de aquella época, el  "Bowling Green Daily News" ha tuiteado con humor: “No pudimos cubrir la masacre de Bowling porque no ocurrió, pero este diario ha escrito casi 100 artículos sobre este caso”.

En 2011 dos refugiados iraquíes asentados en Bowling Green, Kentuky, fueron arrestados por tratar de enviar dinero y armas a la red Al Qaida y por haber usado explosivos improvisados contra fuerzas estadounidenses cuando aún vivían en Irak. Los dos aún cumplen penas de prisión.

De acuerdo con el diario Washington Post, a raíz de ese incidente Obama determinó un chequeo más detallado de los antecedentes de los iraquíes que solicitaban refugio pero nunca suspendió ese programa.

Conway -ex jefa de la campaña electoral de Trump y ahora su asesora en la Casa Blanca- adquirió enorme notoriedad en enero al introducir el concepto de "hechos alternativos" en el léxico político para justificar la opinión de la Casa Blanca.

La polémica estalló cuando el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó que la multitud que acompañó la investidura de Trump fue la mayor de la historia del país, una afirmación cuestionada desde el momento mismo en que ocurrió.

En una entrevista, Conway usó una figura novedosa para defender esa afirmación: "ustedes dicen que se trata de una falsedad. Pero Sean Spicer, nuevo secretario de prensa, ofreció hechos alternativos a eso", comentó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo