Los líderes de la UE se reúnen en Malta con EEUU como principal preocupación

En la ocasión discutirán el tipo de relación que llevarán los países europeos con Trump, así como también algunos límites en políticas migratorias.

Por EFE

La Unión Europea (UE) aprobó hoy en la cumbre de Malta medidas de cooperación con Libia y con países vecinos para frenar la llegada de inmigrantes a través del Mediterráneo central. Mientras que el presidente francés, François Hollande, pidió a los países europeos que den prioridad al proyecto comunitario frente a las relaciones bilaterales con EEUU y subrayó la importancia de defender la solidaridad entre los Estados miembros.

Presidente de Francia, Francois Hollande en la cumbre de Malta. AFP

Respecto a la Relación de Europa con Trump, Hollande expresó al llegar a la cumbre que "muchos países deberían pensar que su futuro está primero en la UE, antes de imaginar no sé qué relaciones bilaterales con EEUU".

"Hemos de tener una concepción europea o no habrá Europa", advirtió el mandatario francés.

Sobre los países de la Unión que tratan de tener relaciones bilaterales con EEUU, señaló que "son lógicamente bien entendidos en la opinión pública", pero que "no hay futuro con Trump si no se define en común".

En ese contexto, admitió la necesidad de la UE de asegurar su propia defensa en el marco de la Alianza Atlántica y de defender los intereses comerciales europeos cuando estén amenazados y hacer lo posible para que la potencia económica europea sea también una potencia política.

Sobre políticas migratorias en la UE

Los líderes de los veintiocho adoptarán acciones adicionales para frenar los flujos migratorios en la ruta del Mediterráneo central y destruir el modelo de negocio de los traficantes, estableciendo vigilancias en otros accesos.

La ruta central del Mediterráneo se ha convertido en la principal vía de entrada de los inmigrantes irregulares en la UE, con 181.000 llegadas a territorio europeo en 2016, en su mayoría a través de Italia.

Cerca del 90 % de esos inmigrantes, en su mayoría no se les concede el derecho al asilo, salieron desde Libia, donde la inestable situación política y económica favorece la actuación de las mafias de traficantes.

"Reafirmamos nuestra determinación de actuar en pleno respeto de los derechos humanos y del derecho internacional y los valores europeos y junto con la Organización Internacional para las Migraciones (IOM) y con la Agencia de la ONU para los Refugiados (UNHCR)", añade la declaración conjunta.

La UE se comprometió a continuar con su trabajo con las autoridades de Libia, principal país de origen de esos flujos migratorios, así como con el norte de África y con los vecinos subsaharianos.

 

La primera ministra británica, Theresa May, junto al presidente de Francia, Francois Hollande, en la cumbre de los líderes de la UE celebrada en Malta. AFP
La primera ministra de Alemania, Angela Merkel, conversando con la primera ministra británica Theresa May en la cumbre de Malta. AFP

 

Los líderes de la UE en la cumbre de Malta. AFP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo