Autorizan películas de escenas de sexo explícito a menores de 18 años

Las películas podrían ser prohibidas a los menores cuando contengan escenas que puedan perturbar su sensibilidad o que banalicen el uso de la violencia.

Por EFE

Francia permitirá que películas que contengan escenas de sexo explícito sean autorizadas a menores de 18 años, siempre y cuando lo permita una comisión de evaluación, luego que el Ministerio de Cultura  eliminó el artículo de ley que prohibía que todas las películas que contenían escenas de sexo explícito fuesen exhibidas a menores de edad, según publicó el Boletín Oficial francés.

El Gobierno responde así a una exigencia de la industria del cine francés, al tiempo que limita el margen de maniobra de la asociación integrista católica Promouvoir, que en los últimos años ha batallado para prohibir la difusión para menores de varias películas.

Prohibiciones anteriores

Los dos logros más simbólicos de la organización religiosa fue que las películas "La Vie d'Adèle", de Abdellatif Kechiche, y "Love", del franco-argentino Gaspar Noé estuviesen prohibidas a menores de 16 años.

Las acciones provocaron la reacción del mundo del cine, que consideraba cercenada su libertad, por lo que la ministra de Cultura, Audrey Azoulay, encargó un informe cuyas conclusiones están recogidas en este decreto.

En 2015, de los alrededor de 700 filmes analizados por la comisión, 53 fueron prohibidos a los menores de 12 años, 5 a los menores de 16 y 4 a los menores de 18.

El decreto

Ahora, la Comisión Nacional del Cine será la encargada de evaluar si las escenas de sexo de un filme justifican que sea vetado a los menores. Esta instancia, encargada en la actualidad ya de catalogar las películas, tendrá un mayor margen de maniobra gracias a la publicación del decreto.

El decreto establece que la clasificación deberá ser "proporcionada a las exigencias de la protección de la infancia y la juventud, teniendo en cuenta la sensibilidad y el desarrollo de la personalidad propias a cada edad y el respeto a la dignidad humana".

Las películas serán prohibidas a los menores cuando contengan escenas que, en particular por su acumulación, puedan perturbar su sensibilidad o que presenten la violencia como un hecho positivo o la banalicen.

Por otro lado, el decreto también prevé que sea directamente el Tribunal de Apelación de París el que se pronuncie en caso de que la clasificación de una película sea llevada ante la justicia.

De esta forma, el Ministerio prevé acortar los plazos en los posibles litigios, que siempre podrán ser recurridos ante el Tribunal Supremo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo