El "caos" de Trump: La dura portada de la Revista Time

La revista consigna que "Muchos han adoptado el uso de aplicaciones cifradas para superar las investigaciones que Trump ha ordenado para evitar filtraciones".

Por Javiera Ortiz

"En el primer mes de su presidencia, el multimillonario de Nueva York ha presenciado la lección de Sansón: derribar el templo puede ser doloroso si lo intentas desde el interior".

Así comienza el artículo de la revista Time que da cuenta de la tormenta que se vive en el interior de la Casa Blanca tras la llegada de Donald Trump, a raíz de sus polémicas decisiones y de los polémicos casos en los que se ha visto envuelta la seguridad de Estados Unidos.

"Los jueces federales en cuatro tribunales congelaron una orden ejecutiva emitida apresuradamente, prohibiendo la entrada de algunos inmigrantes al país. Funcionarios de inteligencia filtraron descripciones de interceptaciones en un intento de obligar a Trump de despedir a su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, que había engañado a la nación sobre sus vínculos con un diplomático ruso. Luego se produjeron más filtraciones, desde funcionarios actuales y anteriores hasta el New York Times, afirmando que los asesores de campaña de Trump y altos funcionarios de inteligencia rusos habían estado en contacto durante la campaña presidencial de 2016″, describe la publicación.

A raíz del conflicto que se produjo producto de las supuestas filtraciones de Flynn sobre inteligencia rusa al embajador de Rusia en Estados Unidos, Sergey Kislyak, la revista destacó "una sensación de caos constante para una nación vigilante y una ansiedad paralizante para los funcionarios de la Casa Blanca".

La tormenta a la que alude el Time tiene una preocupación mayor, según la revista: "Algunos ayudantes ahora se niegan a comunicarse por correo electrónico, dado que la ley federal requiere que tales mensajes sean archivados para historiadores e investigadores. Muchos han adoptado el uso de aplicaciones cifradas para superar las investigaciones que Trump ha ordenado para evitar filtraciones. Otros están temerosos acerca de incluso recoger el teléfono, asumiendo que alguien siempre está escuchando o monitoreando llamadas".

Pero la sensación de protesta constante no se da sólo al interior de la Casa Blanca, sino que también fuera del círculo de la avenida Pensilvania, según consignó Time, "los manifestantes han llenado las calles, bloqueado los aeropuertos e interrumpido las reuniones de la ciudad por los legisladores en todo el país". Los republicanos, mientras tanto, "han expresado su preocupación de que sus esperanzas legislativas bajo un control republicano unificado podrían desvanecerse, dada la confusión sobre las prioridades de Trump en temas como la reforma tributaria y el comercio".

"En el centro de esta tempestad de confusión Trump ha continuado manteniendo la corte y estableciendo el tono, haciendo las cosas como siempre las ha hecho, a su manera. Sin su esposa o su familia en la residencia, llama a sus amigos tarde por la noche y llama a las oficinas a través de la central telefónica de la Casa Blanca temprano en la mañana. Invitó a su hija Ivanka, a un consejero amorfo sin título oficial, en reuniones sensibles, y animó a su asistente de política Stephen Miller cuando fue a la televisión para vender teorías de conspiración infundadas sobre residentes fantasmas de Massachusetts que votaron ilegalmente en New Hampshire el otoño pasado". Un verdadero caos.

La revista Time advierte que, sin un cambio, el “caos” seguirá en la Casa Blanca: “Las últimas semanas han sido destacables por muchas razones, pero sin un claro cambio, más tormentas llegarán”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo