Primer ministro iraquí pide más apoyo internacional para acabar con el Estado Islámico

La autoridad garantizó que el apoyo brindado hasta el momento no ha sido en vano.

Por EFE

El primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, aseguró que las tropas de su país están cerca de expulsar al yihadista Estado Islámico (EI) de todo el territorio y reclamó apoyo internacional, desde inteligencia a fondos, para continuar con el combate y evitar que los terroristas regresen.

En un discurso ante la Conferencia de Seguridad de Múnich, Abadi subrayó la necesidad de cortar las vías de apoyo de los terroristas, que, advirtió, siguen recibiendo combatientes, fondos y respaldo del exterior.

Abadi describió los avances en la batalla de Mosul y garantizó que el apoyo de la comunidad internacional no es en vano.

"Estamos logrando impresionantes victorias contra el terrorismo, nuestro enemigo, vuestro terrorismo y el del mundo entero", recalcó.

Hizo hincapié en la necesidad de contar con servicios de inteligencia, ya que el Estado Islámico, recordó, es una organización internacional sofisticada, capaz de atentar en distintas partes del mundo.

Abadi resaltó que el EI "mata a muchos más musulmanes" que personas de otras religiones y pidió unidad poniendo como ejemplo los pasos dados en Irak, donde por vez primera el Ejército iraquí lucha junto a los peshmergas, las tropas kurdas.

Tras la liberación de ciudades importantes como Tikrit, Ramadi y Faluya, subrayó la importancia de arrebatar Mosul a los terroristas y aseguró que en la lucha por esa ciudad, iniciada hace tres meses, se ha primado la seguridad de los civiles y la protección de las infraestructuras frente a avances rápidos.

El primer ministro recalcó los problemas financieros de Irak ante el descenso de ingresos del petróleo y se mostró convencido de que su Gobierno "se merece apoyo".

Es necesario restaurar las ciudades destruidas recuperadas, restablecer los servicios públicos y reparar las infraestructuras en las zonas liberadas para que los ciudadanos puedan regresar a sus casas y evitar que, si el Estado no les provee de lo necesario, vuelvan los terroristas, explicó.

"La seguridad de Irak es parte de la seguridad de la región y la seguridad de la región es parte de la seguridad del mundo", insistió.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo