Las fuerzas iraquíes inician batalla para recuperar el oeste de Mosul

En tanto, el nuevo secretario de Defensa de EEUU se encuentra en Bagdad, capital de Irak.

Por AFP

Las fuerzas iraquíes apoyadas por aviones y helicópteros se dirigen hacia el aeropuerto de Mosul, el primer objetivo de su ofensiva para arrebatarle al Estado Islámico (EI) la parte oeste de la segunda ciudad de Irak.

Esta vasta operación está en el centro de la primera visita a Irak del nuevo secretario estadounidense de Defensa, Jim Mattis, que llegó por la mañana a Bagdad para reunirse con altos responsables iraquíes.

El primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, dio la señal el domingo para "liberar" la parte occidental, 26 días después de la reconquista "total" del este de Mosul, en el marco de una operación de envergadura iniciada el 17 de octubre.

Tropas iraquíes dirigiéndose al aeropuerto de Mosul. AFP

Tropas iraquíes dirigiéndose al aeropuerto de Mosul. AFP

Recuperar Mosul

En el segundo día de la ofensiva contra la gran ciudad del norte, el jefe de la policía de Irak, Shaker Jawdat, anunció que "las fuerzas federales han retomado su avance (…) Nuestros cañones atacan intensamente las defensas de Dáesh" (acrónimo árabe del EI).

Las fuerzas pro gubernamentales habían recuperado quince localidades al sur de Mosul que se encontraban en manos de los yihadistas, lo que les abre el camino hacia el aeropuerto.

La conquista del aeródromo, que no está en funcionamiento, y de una antigua base militar adyacente abriría la vía a un asalto contra la periferia suroeste de Mosul, cerca de las orillas del Tigris, el río que corta en dos la ciudad, que fue conquistada en junio de 2014 por el EI.

Los yihadistas formaron una línea de defensa reforzada al norte del aeropuerto, que protege principalmente la ciudad vieja, en el corazón de Mosul. Se trata de una zona altamente urbanizada, donde los tanques del ejército iraquí apenas pueden pasar.

Con la expulsión del EI de Mosul, Bagdad espera propinar un duro golpe al grupo ultrarradical sunita que proclamó en 2014 un "califato" entre Irak y Siria. Incluso, fue en Mosul donde su jefe, Abu Bakr Al Baghdadi, realizó su única aparición pública. 

Los expertos esperan que los yihadistas defiendan arduamente su último gran bastión iraquí, recurriendo a sus tradicionales acciones de guerrilla: explosiones de artefactos explosivos, francotiradores y atentados suicida.

"Intentarán causar el mayor número de pérdidas posible pues saben que van a morir de todas formas", apuntó el domingo Alaa, un combatiente de las tropas federales.

Tropas iraquíes dirigiéndose al aeropuerto de Mosul. AFP
Tropas iraquíes dirigiéndose al aeropuerto de Mosul. AFP

Apoyo de EEUU a Irak

Secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, se encuentra en un visita en Bagdad. AFP

Se espera que el jefe del Pentágono reafirme el apoyo que brinda la coalición internacional liderada por Washington en la lucha contra los yihadistas en sus reuniones con el primer ministro Abadi y su homólogo iraquí, Irfan Al Hiyali.

Desde su llegada, Mattis trató de apaciguar los temores despertados por las declaraciones y controvertidas decisiones del presidente estadounidense, Donald Trump.

Este último afirmó que Estados Unidos debería haberse apropiado del petróleo iraquí antes de retirar a sus tropas del país en 2011 para financiar la guerra y privar al EI de una fuente de financiación vital.

Pero Mattis, un ex general retirado que combatió en Irak y en Afganistán, corrigió al mandatario asegurando que "En Estados Unidos hemos pagado generalmente por el gas y el petróleo y estoy seguro de que seguiremos haciéndolo en el futuro […] No estamos en Irak para acaparar el petróleo".

El veto migratorio de Trump

Otro asunto polémico al que Mattis se ha enfrentado y que ha sido duramente criticado por las autoridades iraquíes y del mundo es el decreto para prohibir temporalmente la entrada en el país de nacionales de siete países mayoritariamente musulmanes, incluido Irak.

Si bien texto fue suspendido por la justicia estadounidense, la Casa Blanca advirtió que está preparando otro para sortear el fallo de los tribunales.

En este sentido, Mattis indicó que no conocía el nuevo decreto pero se dijo convencido de que este no afectará a los numerosos iraquíes que hayan trabajado con las fuerzas estadounidenses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo